Ir a contenido

El poeta Francesc Parcerisas gana el XVIII Premio Jaume Fuster

EFE

El poeta, traductor y crítico literario Francesc Parcerisas ha ganado hoy el XVIII Premio Jaume Fuster, que entrega la Associació d'Escriptors en Llengua Catalana (AELC), en reconocimiento a la "calidad de su obra y la importancia de su trayectoria como poeta, traductor y ensayista".

La presidenta de la AELC, Bel Olid, ha hecho público hoy el nombre del premiado, que recibirá un reconocimiento en un acto público que se celebrará el próximo día 7 de mayo en el Ateneu Barcelonès.

Parcerisas, después de haber escuchado la glosa que ha pronunciado el también poeta Antoni Marí sobre su obra, ha agradecido el premio de una asociación, a la que pertenece desde sus inicios, y que lleva el nombre del fallecido escritor Jaume Fuster, de quien siempre ha admirado "su capacidad y entusiasmo para tocar todos los géneros".

Muy reivindicativo, ha sostenido que el premio le llega "en unas circunstancias especialmente estremecedoras, con la terrible acometida represiva del gobierno español, en un momento de dictatorial pérdida de libertades, de insensibilidad del socialismo y de la izquierda que al final de la dictadura tantas ilusiones nos habían creado históricamente para la cultura".

"Me siento más que nunca al lado de los raperos, de los artistas plásticos, de los tuiteros, de los CDR, de los jóvenes de Alsasua, de la chica de Pamplona y de la gente que el 1 de octubre defendió las libertades de Cataluña o de los políticos encarcelados sin juicio u obligados a permanecer en el exilio", ha subrayado.

Nacido hace 73 años, Parcerisas ha insistido en que, a pesar de haber crecido durante el franquismo, siempre ha creído y creerá en "la libertad, el cosmopolitismo, el trabajo bien hecho, el rigor de la universidad, en los libros, la investigación y en el misterio de la poesía".

Además, ha sostenido que el premio es para todos aquellos que "nunca aceptaremos ni que se tergiverse el sentido de las palabras ni, por descontado, que se intente enjuagar, como en las épocas más oscuras, ninguno de los usos sociales de la lengua".

A su edad, ha remarcado, "no puedo ni quiero aceptar la infamia de la mentira ni de la alevosía, ni de la corrupción y la impunidad, tampoco la equidistancia".

"Donde haga falta debemos acusar y desenmascarar la injusticia y luchar como siempre hemos hecho los escritores al lado de la emoción y la verdad", ha apostillado, antes de finalizar su intervención con la lectura de parte de un poema de Seamus Heaney.

Respecto a si cree que es posible que cambie esta situación, el escritor ha indicado que "si las generaciones que nos preceden se rehicieron, los que vienen detrás también lo conseguirán. La esperanza en el mundo es mayor que todas las trabas que se puedan poner", ha enfatizado.

Preguntado por nuevos proyectos, Parcerisas ha indicado que el próximo mes está previsto que publique en Quaderns Crema un nuevo dietario, "Un estiu", que escribió en el verano de 2014, un texto que refleja el desasosiego que sintió en aquellos días, de "vida y muerte", que coincidieron con el fallecimiento de algunos amigos suyos como el editor Jaume Vallcorba, Manuel Serrat Crespo, Josep Miquel Soler o Carles Miralles.