Ir a contenido

ESTRENOS DE CINE DE LA SEMANA

'Vengadores: Infinity war', la gran orgía de Marvel

La armada de justicieros llega al completo a los cines en la película de superhéroes más esperada, más ambiciosa y más grande de la historia

Nando Salvà

Los números generados por el Universo Cinematográfico de Marvel (MCU) desde su creación en 2008, se miren como se miren, asustan. Diecinueve películas. 2.300 minutos de metraje durante los que, para bien o para mal, nuestra idea de lo que es un blockbuster y nuestras expectativas asociadas a ella se han visto profundamente alteradas. 15.000 millones de dólares recaudados en taquilla, cifra que en todo caso está a punto de quedar obsoleta ahora que llega a los cines la primera de las dos películas -la segunda lo hará en mayo del 2019- concebidas como la culminación del MCU tal y como el público lo conoce.

Tráiler de Vengadores: Infinity War (2018)

Vengadores: Infinity war también es desde ya, y al menos hasta el año que viene, la película de superhéroes más grande y ambiciosa de la historia, una enormidad narrativa compuesta de una treintena de personajes que protagonizan hasta seis líneas argumentales simultáneas a lo largo de más de dos horas y media. "Inevitablemente, manejando tantas cosas a la vez uno se siente como un guardia que organiza en tráfico en las calles de Manhattan", bromea Joe Russo, director de la película junto a su hermano mayor Anthony –la pareja ya dirigió Capitán América: El soldado de invierno (2014) y Capitán América: Civil war (2016)-. "Pasamos meses y meses sentados frente a una gran pizarra, intentando organizar la estructura narrativa como si resolviéramos un problema matemático".

De izquierda a derecha, Wong, Dr. Strange, Bruce Banner y Tony Stark, en 'Infinity war'.

Teniendo eso en cuenta llama la atención que, por otra parte, el argumento de Vengadores: Infinity war sea tan simple: siete años después de los acontecimientos relatados en Civil war, que provocaron un cisma en su seno, el grupo de justicieros del título debe reunirse -incorporando un buen puñado de nuevos miembros- para combatir a un genocida interplanetario decidido a destruir la mitad del universo. Los fans conocen su nombre de sobra: Thanos.

Se trata, en otras palabras, de la misma premisa de casi todas las películas de superhéroes -un psicópata quiere acabar con la humanidad, y hay que pararlo- aunque, de nuevo, ejecutada a una escala aún más gigantesca. "En última instancia tamaño es algo que a nosotros nos importa más bien poco", matiza Anthony Russo. "Un director llega al rodaje y graba a unos actores con una cámara, y punto. En última instancia son la publicidad y las redes sociales lo que convierte estas películas en monstruosidades".

De izquierda a derecha, Lord Star, Gamora y Groot, en 'Infinity war'. 

Precisamente, el ruido mediático es algo que desde Marvel llevan meses tratando de evitar, envolviendo la nueva película de secretismo y blindándola contra los spoilers. Contar más de la cuanta podría acarrear consecuencias fatales y, por tanto, nadie descubrirá en este artículo quién muere en Infinity war. Confirmemos tan solo que, en efecto, rueda alguna que otra cabeza. "Es inevitable", confirma el menor de los Russo. "Después de todo hemos querido hablar de lo complicado que es ser un héroe en un mundo complejo. Hacer el bien tiene un coste muy elevado, y eso es algo que los héroes de la película acaban comprobando". Dicho esto, quienes esperen encontrar en el metraje que hoy ve la luz el cuerpo de Tony Stark en el suelo, sin vida y cubierto de sangre, que piensen antes en lo siguiente: matar antes de tiempo a los personajes que más juguetes pueden vender durante los próximos meses sería una malísima decisión comercial por parte de Marvel.

Mirando al futuro

Los Russo llevan toda su carrera trabajando con repartos corales. "Primero lo hicimos en nuestra segunda película, Bienvenidos a Collinwood (2002), y después en las teleseries Arrested development Community", recuerda Joe. "Manejar numerosos personajes a la vez no nos intimida". En cualquier caso, las escenas de Infinity war tienen tal densidad de población que, de forma inevitable, el cometido de algunos de los personajes -la Viuda Negra o Falcon, entre otros- es poco más que simplemente estar ahí. "En ese sentido, lo bueno de tener dos películas para escenificar esta aventura es que aquellos héroes que no tienen suficiente espacio para lucir en esta entrega dispondrán de él en la siguiente".

Joe y Anthony Russo, directores de 'Vengadores: Infinity war' /  Jesse Grant / Getty Images

Tanto la una como la otra, decíamos, causarán un verdadero cataclismo en el MCU. Eso, claro, de ningún modo significa que los estudios Marvel vayan a matar a la gallina de los huevos de oro: por de pronto, ya tienen agendado el estreno de 14 películas más en los próximos años. "Pero sin duda esas historias serán muy distintas de las de Iron Man o los Vengadores”, opina Anthony. "¿En qué sentido? No tengo ni idea. Y, afortunadamente, otros tendrán que encargarse de descubrirlo. Nosotros ya hemos cumplido". Los Russo, eso sí, se enfrentan a un dilema parecido: empezaron haciendo películas independientes que nadie veía y hoy, dos décadas después, se hallan al frente de uno de los grandes fenómenos de la cultura popular; y a partir de ahora, ¿qué? "Uno siempre trata de dar un paso más con cada nuevo proyecto, y en este momento tenemos varios sobre la mesa", afirman. "Pero lo cierto es que no tenemos ni idea de lo que vendrá después. Y esa sensación de incertidumbre es preciosa".

Un fotograma de Vengadores: Infinity war

Un fotograma de Vengadores: Infinity war

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.