Ir a contenido

informe de la ifpi

El gasto en España en música grabada crece un 9% en el 2017 y supera los 231 millones de euros

Los ingresos por el mercado digital ( 65,8%) ya casi duplican los del físico (34,2%)

El Periódico / Barcelona

La tienda de discos Revolver, en la calle Tallers de Barcelona

La tienda de discos Revolver, en la calle Tallers de Barcelona / RICARD CUGAT

Los españoles han gastado 231,7 millones de euros durante el 2017 en música grabada, lo que supone un incremento del 8,9% frente a los 212,8 millones registrados el año anterior, según datos del informe Global Music Report de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI, por sus siglas inglesas).

Las cifras del mercado español, que hasta ahora se publicaban de forma independiente por Promusicae, siguen sin alcanzar los 742 millones de gasto en música grabada en el 2001. Después de 12 años consecutivos de caídas, un periodo entre el 2002 y el 2013, se produce una recuperación del mercado fonográfico en España gracias a cuatro años de subidas.

Asimismo, el informe destaca el dominio del mercado digital sobre el físico. El gasto en el primer formato casi multiplica por dos al del segundo. Así, la música en soporte digital (streaming y descargas, fundamentalmente) generó en España 152,4 millones, una cifra que casi duplica los 79,2 millones provenientes de la parte física (CD y vinilos). Si en el 2015 se registraba un virtual empate entre ambas modalidades, la realidad ha cambiado en dos años: el mercado digital ya equivale en España al 65,8% del sector.

Auge del 'streaming'

El informe global de la IFPI constata otras dos realidades en el caso español: el auge manifiesto del 'streaming', cada vez más en modalidad 'premium' (mediante suscripción mensual de pago), que alcanzó en España a finales de año 1,5 millones de abonados y en todo el mundo 176 millones, y la recuperación del vinilo mientras el CD pierde intensidad.

Los ingresos por 'streaming' de pago en plataformas como Spotify, Deezer, Napster, Tidal y similares ascendieron en la España del 2017 a 84 millones de euros (más que todo el mercado físico), mientras que el consumo en la modalidad gratuita y con anuncios se elevó a casi 30 millones.

Brecha de valor

Por otro lado, un total de 24,2 millones de euros provienen de las plataformas de vídeos como YouTube o Vevo, una cifra que contrasta con el número de visualizaciones que acumulan anualmente los millones de vídeos disponibles en estas plataformas audiovisuales. De hecho, el aporte de YouTube a los resultados de este año es de un 10,4% del total en España.

En este sentido, IFPI destaca el impacto global que supone este hecho, conocido como 'Value Gap' (brecha de valor) por el "escaso retorno económico" que de ahí proviene. Como ejemplo, 'Despacito', de Luis Fonsi, disponible desde el pasado 12 de enero del 2017, supera la cifra de 5.000 millones de visualizaciones en todo el mundo.

En España se despacharon durante el año pasado cerca de 700.000 vinilos, una cifra que representa un incremento del 46% respecto a la del año anterior. En paralelo, a las estanterías de los aficionados españoles llegaron alrededor de ocho millones de CDs, lo que supone un volumen de venta de casi 67 millones de euros, lo que supone un retroceso en comparación con las cifras del 2016.

Top de discos y canciones

La lista de discos más vendidos, escuchados y descargados la encabezó Pablo Alborán con 'Prometo'. A continuación, Joaquín Sabina ('Lo niego todo'), El Barrio ('Las costuras del alma'), Alejandro Sanz ('+ es +: El concierto') y 'Munay', de Vanesa Martín.

En el caso del Top de canciones, 'Despacito', de Luis Fonsi, se alzó como número uno. Le siguieron los pasos 'Shape of you' (Ed Sheeran), 'Me rehúso' (Danny Ocean), 'Felices los cuatro' (Maluma) y 'Súbeme la radio', la alianza de Enrique Iglesias con Descemer Bueno.

En datos globales, el mercado de la música creció un 8,1% en términos globales y la cifra de negocio alcanzó los 17.300 millones de dólares (14.175 millones de euros) y al igual que en el caso español, el streaming vuelve a ser la mayor fuente de aumento del sector, suponiendo en este caso un crecimiento del 41,1%.