Ir a contenido

ESCRITORAS EMPODERADAS

Leticia Dolera muerde la manzana de Sant Jordi

La actriz y adalid del feminismo debuta como escritora en la 'diada' del #MeToo con veteranas de las firmas como Almudena Grandes, María Dueñas, Najat el Hachmi y Moderna de Pueblo

Anna Abella

Leticia Dolera, en su primera Sant Jordi, firmando ejemplares de Morder la manzana.  / RICARD CUGAT

Leticia Dolera, en su primera Sant Jordi, firmando ejemplares de Morder la manzana. 
Moderna de Pueblo (Raquel Córcoles) con un seguidor de su último cómic, Idiotizadas. 
María Dueñas, con una lectora, en su Sant Jordi de Las hijas del capitán. 

/

Llega radiante y vaporosa, y pisando fuerte con botas Doctor Martens, Leticia Dolera. Y luciendo una serpiente plateada en forma de anillo en el índice de la mano izquierda, la que empuña el rotulador. “Lo estreno hoy, me lo regaló una amiga. Es mi forma de decir que si señala el camino hacia el pecado del conocimiento ese es el que quiero seguir”, desvela, en toda una declaración de intenciones, la actriz barcelonesa, transmutada en escritora y adalid del feminismo con  ‘Morder la manzana’ (Planeta). Su primer libro, que no deja de firmar en su debut en Sant Jordi -sí, el del #MeToo-, casi codo con codo y tras un caluroso saludo, con otra autora empoderada, Moderna de Pueblo, seudónimo bajo el que reina la dibujante Raquel Córcoles. Ojo, las respectivas colas de fans rivalizan en extensión en plaza de Catalunya.

“Las mujeres llevamos mucho tiempo aguantando, naturalizando el machismo y viviéndolo todo con mucha culpa. Y el feminismo es muy liberador y va de compartir experiencias y de solidaridad, de unirnos. Y compartir estos micromomentos con muchas lectoras, y también lectores, da sentido a todo”, asegura Dolera, que va sumando en un papel con palitos cada firma que estampa y abomina del machismo y del rol femenino que perpetúan los cuentos de hadas tradicionales. “Es importante romper con esos cuentos horribles, misógenos, de princesas dormidas a las que llega un príncipe y les da un beso. ¡No. A mí que me den besos despierta, no dormida!”.    

"Las mujeres llevamos mucho tiempo aguantando, naturalizando el machismo y viviéndolo todo con mucha culpa"

Leticia Dolera

Actriz y autora de 'Morder la manzana'

Y a su lado otra abanderada del feminismo, Moderna de Pueblo, que no para de estampar dibujos con un sello y regalando pins de los personajes de ‘Idiotizadas’ (Zenith), su “cuento de hadas empoderhadas”, que parodia y rompe los estereotipos femeninos de los clásicos de Disney con La Vaga Durmiente, Zorricienta o Gordinieves. “Son los tipos de mujeres de mi día a día. Las mujeres se identifican con estos personajes. Antes pensaba que era yo sola y veo que muchas se sienten como yo”.

Moderna de Pueblo, álter ego de Raquel Córcoles, con un fan, en Sant Jordi / RICARD CUGAT

Hombres para la causa

Ante Dolera esperan en la cola muchas chicas jóvenes con su libro bajo el brazo, como Natalia, de 23 años. “Soy principiante en esto del feminismo y veo que es necesario porque hay que cambiar la normalización que tenemos de la desigualdad”, argumenta esta fan, y aprendiz aventajada, de Dolera. Pero también veteranas, como Alicia, de 60: “Las mujeres somos las que tiramos adelante el mundo pero aún nos queda mucho que recorrer”. Y en ese camino no faltan hombres convencidos para la causa. “Vengo con el libro ya medio leído –apunta Jonatan, de 25-. Siempre he tenido dudas de cosas sobre el machismo y ella te abre los ojos. Cosas que veías normales, cuando te paras a pensar, no lo son. La sociedad nos forma mal de pequeñitos. Falta mucho para cambiarlo pero estamos empezando”. Porque, como confirma la propia Dolera, “los hombres me dicen que el libro les está ayudando a comprendernos y a entendernos”. 

Infalibles son otras autoras, ya con unos cuantos Sant Jordis a sus espaldas, con largas colas de seguidores. En paseo de Gràcia, Almudena Grandes firma no solo su última novela, ‘Los pacientes del doctor García’ (Tusquets), sino toda su bibliografía. “Es bueno que haya muchas autoras, pero lo más importante –recalca- es que se nos reconozca por la calidad literaria y que nuestros libros sean buenos. Antes estábamos en el pelotón de cola de los escritores. Y ahora hay que ir con cuidado de que no nos pongan solo para que seamos un jarrón decorativo”. 

También María Dueñas, la superventas del día en ficción en castellano, con ‘Las hijas del capitán’ (Planeta), que ante una legión de seguidores recuerda que “las mujeres hemos estado aquí toda la vida”. “Pero bienvenido sea todo lo que se haga para aumentar nuestra visibilidad en todos los ámbitos”, añade. A la autora de ‘El tiempo entre costuras’ le gustaría que entre sus lectores hubiera más hombres y “que se quitaran los prejuicios de encima”. “Un escritor con protagonistas masculinos escribe para todos. ¿Por qué se tiene la idea de que una escritora con protagonistas femeninas escribe solo para mujeres”. 

María Dueñas, una de las superventas de la 'diada' / JOAN CORTADELLAS

De, y contra, el machismo, y de mujeres fuertes ha escrito Najat el Hachmi en ‘Mare de llet i mel’ (Edicions 62 / Destino). “Las escritoras siempre hemos estado ahí y nos hemos ganado nuestro lugar –recuerda-. El #MeToo es bueno porque hay una realidad terrible que denunciar pero hay que ir con cuidado para que cuando pase la moda o el fenómeno no se deje de batallar”.  

Y a ello anima Dolera, a hacer llegar “la presión social a los políticos, para que hagan leyes para trasformar la sociedad”, a “leer más” para “tener una sociedad más empática” y porque “la revolución feminista debe ir acompañada de una revolución cultural”, y señalando el título de su libro, “a morder todas las manzanas que podamos. No necesitamos ese paraíso que nos venden porque vamos a construir un nuevo paraíso feminista”.  

0 Comentarios
cargando