Ir a contenido

ESTRENOS DE LA SEMANA

Chino Darín ya vuela solo

El actor, hijo del protagonista de 'El secreto de sus ojos', estrena 'Las leyes de la termodinámica' y pone rumbo a Cannes con 'El ángel'

Olga Pereda

El actor Chino Darín, que en el festival de Málaga presentó Las leyes de la temodinámica.

El actor Chino Darín, que en el festival de Málaga presentó Las leyes de la temodinámica.

Chino Darín (Buenos Aires, 1989) nadie le llama por su verdadero nombre: Ricardo, el mismo que su padre. En Argentina, a los niños de pelo oscuro y ojos rasgados los llaman chinos, chinitos. Y él se quedó con el apodo. Chino ha heredado la buena planta de su padre, su saber estar, sus exquisitas formas. Y su profesión: la interpretación. Hijo de uno de los actores mejores dotados de su generación ('El secreto de sus ojos', 'Truman)', Chino Darín ya vuela solo.

Empezó haciendo cortos en la facultad, se ganó la vida con las telenovelas argentinas y vino a España de la mano de Fernando Trueba y 'La reina de España'. Ahora estrena 'Las leyes de la termodinámica', singular comedia romántica con apariencia de documental en la que Mateo Gil nos cuenta que cuando una relación de pareja se va al garete no es por culpa del chico y la chica en cuestión, sino de Newton, Einstein, la mecánica cuántica y la termodinámica. Darín da vida a un simpatiquísimo ligón, un joven que se dedica a la publicidad, carrera en la que tiene tanto éxito como con las mujeres. “La comedia romántica es un género muy conocido. Pero Mateo Gil ha dado una interesante vuelta de turca. Y eso se agradece mucho”, afirma su protagonista.

Su adorada familia

Darín habla con naturalidad. No es de esos actores que mide cada palabra que dice y a los que les molesta que se les pregunte por otras cosas que no sea la película que están promocionando. Y eso que hace tiempo decidió no conceder entrevistas. Se cansó de que la prensa interpretara sus palabras y pusiera entre comillas frases que él no había dicho. “Me decepcionó leer periódicos y notar que había una mano de por medio. En algunos reportajes parecía que yo estaba enfadado con mi familia. ¿Cómo puede ser eso si son la gente que más adoro en el planeta Tierra?, se queja. “No me molesta que se me pregunte por nada. Lo que me molesta es que no se ponga lo que yo respondo”, advierte.

A Darín no le incordia, pues, que se le pregunte por su padre, reputado y admirado profesional de cine y teatro y uno de los poquísimos actores imanes para la taquilla. “Creo que he heredado de él su forma de ser, el tipo de persona que es, el trato que da a los demás. Es una persona con empatía”, responde.  “Mi padre es muy trabajador. No sabe estar sin trabajar. Bueno, sí que sabe pero no hace nada cuando no está actuando”, sonríe. A la hora de hablar de su familia, Chino destaca a su abuela paterna, una actriz sin suerte pero muy trabajadora. “Una curranta absoluta, una mujer que lo peleó mucho aunque no tuvo el viento a favor, como le ha pasado a mi padre y como me está pasando a mí”.

"Soy 'freelance'. Hago una película y el resto es el abismo"

Chino Darín

Actor

El viento está a su favor, sí. Pero también se lo ha ganado. En Argentina, compaginó sus estudios de Dirección de cine con clases en un taller de teatro y con la realización de cortos. Después, vinieron las telenovelas argentinas y “las tiras” (una especia de serie diaria) en horario de tarde-noche.  Pareja de la también actriz Úrsula Corberó, Darín tiene un pie en Argentina y otro en España. Vive al día y no es capaz de pensar en cómo le irán las cosas dentro de varios años. “Voy proyecto a proyecto. Soy freelance. Hago una película y el resto es el abismo”, confiesa.

Después de estrenar 'Las leyes de la termodinámica', pondrá rumbo a Cannes con 'El ángel', película dirigida por Luis Ortega que se proyectará en la sección Una cierta mirada. En el festival de cine más importante del mundo coincidirá con su padre, que forma parte del elenco de la nueva película de Asghar Farhadi, 'Todos los saben', junto a Penélope Cruz y Javier Bardem. Pisar la alfombra roja de Cannes le impone respeto. “En Málaga me prestaron un traje. A ver qué me pongo allí porque esto -afirma señalando unos vaqueros oscuros y un jersey fino- es lo más formal que tengo”.

0 Comentarios
cargando