Ir a contenido

tú y yo somos tres

Vamos mal: insultos, rabia, rencor

Ferran Monegal

Ana Rosa Quintana, increpada en directo (Tele 5). / Mediaset

Mientras un reportero de Ana Rosa Quintana (Tele 5) informaba en directo del desalojo de la plaza de Catalunya de Barcelona, una persona, muy airada, se dirigió a la cámara y exclamó: "¡Tele 5: manipuladores! ¡Hacéis periodismo basura! ¡Ana Rosa: fascista manipuladora, fascista ricachona!" Y unanotable tensión cuajó en aquel momento, lleno de insultos e improperios.

¡Ah! Triste suceso. Reprochable totalmente. Pero lo más tremendo de estas explosiones de rabia y rencor contra la tele es que se repiten cada vez con mayor frecuencia. Yo rechazo de plano los insultos contra el mensajero. Como cuando se criminalizó a la señora Quintana por haber grabado la pantalla de un teléfono móvil que se estaba mostrando abiertamente en un acto público, rodeado de cámaras, en Bélgica.

Dicho esto quiero también señalarle a Ana Rosa mi rechazo a una pieza que emitió en su programa, este mismo martes, titulada: "Así son las jaulas de oro de Puigdemont", en donde se dibujaba al expresident como una especie de juerguista que va por Europa de comilona en comilona, de ópera en ópera, de mansión en mansión, y que ahora, en Berlín, vive a todo lujo en un apartotel por el que paga entre 78 y 100 euros por noche.

Hombre, los que conocemos Alemania sabemos que este precio es de una humildad casi heroica. Quiero decir con esto que la caricatura de Puigdemont realizada en estos términos, además de exagerada y falsa, tapa la verdadera crítica, la crítica política, que se le puede, y se le debe, hacer. O sea que estos trabajitos, admirada señora Quintana, calientan al personal y luego pasa lo que lamentamos todos.

Se calienta al personal, por ejemplo, cuando TVE construye un relato manipulado y vergonzoso del caso Cifuentes; o cuando silencia la declaración del ministro Montoro (¡tapar a Montoro en TVE tiene mérito!) sobre la financiación del 1-O.

Se calienta al personal, por ejemplo, cuando TV-3 cuenta el lunes (TN vespre) la protesta en el IES Joan Boscà, y lo hace como si fuera la pataleta de un profesor "xenófobo y machista", ocultando la protesta de Professors pel Bilingüisme, que denunciaban adoctrinamiento en las aulas y presiones de comisarios políticos.

Todo esto es lo que también calienta. Y eso es responsabilidad exclusiva de la tele. Del mensajero.

0 Comentarios
cargando