Ir a contenido

EL TNC 'juega' a la ballena azul

Un espectáculo inspirado en un texto de Ígor Stravinski ahonda en uno de los juegos virtuales más macabros de los últimos años

Angie Ramón

Ensayo de La consagració de la primavera.

Ensayo de La consagració de la primavera. / TNC / MAY ZIRKUS

Hay entretenimientos que, en algunos casos, pueden acabar con nuestras vidas.  A partir del juego real destinados a los adolescentes que circulaba en internet, el Teatre Nacional de Catalunya (TNC) l’Escola Superior de Música de Catalunya (ESMUC) presentan este sábado, en primicia mundial, el espectáculo 'Balena Blava', una pieza propia inspirada en el reto cibernético de la ballena azul. La autora Victoria Szpunberg y la compositora Raquel García-Tomás son las alquimistas de este encargo que conforma la primera parte del espectáculo‘Consagració de la primavera’.

Dentro de esta cita que recalará en la Sala Grande del TNC, Edmon Colomé, en la dirección de l'Esmuc, protagonizará en la segunda parte una de las piezas más destacatadas de los inicios de las vanguardias. 'La Consagración de la Primavera’, del clásico ruso Ígor Stravinsky, revolucionó el mundo de la danza desde 1913. Dio el paso a la contemporaneidad  con la historia de una joven que con la llegada de la primavera se sacrifica hasta la muerte para conseguir la benevolencia de los dioses. “La idea era reflexionar sobre la inmolación de la protagonista pero queríamos trasladarlo a la actualidad. Luego supimos del ritual macabro de la ballena azul  y lo incluimos -explica Albertí, director del TNC- la parte cibernética de este ritual también tiene un peso importante en el conjunto de la obra".

La carta de una profesora de Ripoll

El título'Balena Blava’ hace alusión a un juego terrible en el que donde los adolescentes y jóvenes tienen que superar una serie de retos. A raíz de este hecho, que comenzó a circular por internet el año pasado, Victòria Szpunberg comenzó a investigar "el efecto mortal que puede provoca al jugador". Meses más tarde, se produjo el atentado terrorista en Barcelona. Una educadora de Ripoll escribió una carta hablando de uno de los jóvenes que atentaron el 17 de agosto en las Rambles. “Raquel y yo lo comentamos con Albertí e introdujimos algunas referencias de esa carta en el texto”, aclara Szpulberg sobre el encargo. "Me sentía más identificada con esa educadora que con su alumno, así que pensé que mi protagonista tenía que ser femenina y con responsabilidades académicas". De ese sentimiento, surgió el personaje principal de la obra– interpretado por la actriz Marta Angelat –:“Una directora de escuela que un día recibe la llamada de un alumno diciéndole que ha entrado en el grupo de la muerte”, añade la dramaturga.

Po su parte, la compositora Raquel Díaz, que pronto dará el gran salto al Teatro Real de Madrid, parte de “motivos y texturas musicales” de la obra original de Stravinsky y las recompone con nuevos elementos: un coro y una dosis de música electrónica. De los 107 alumnos de l'Esmuc que protagonizan la segunda parte de la 'Consagració de la primavera', 70 alumnos de cuerda y percusión acompañarán el texto de Szpunberg en la primera parte de esta cita. Por otro lado, Albertí habló sobre la importancia del modelo pedagógico de la sociedad contemporánea. Aclaró también que con esta obra quiere generar una reflexión profunda sobre el sistema educativo como elemento fundamental.