Ir a contenido

VERSIÓN CONCIERTO

Ildar Abdrazakov invade en el Liceu con 'Attila'

El bajo ruso y otra gran voz el momento, la soprano napolitana Anna Pirozzi, protagonizan la patriótica obra de Verdi dirigida por Speranza Scappucci

Marta Cervera

El bajo ruso Ildar Abdrazakov.

El bajo ruso Ildar Abdrazakov. / QUIQUE GARCIA

Atila, rey de los hunos, inspiró a Giuseppe Verdi una ópera patriótica que a partir de este viernes regresa al Liceu, tras 33 años, en versión concierto. El solicitado bajo ruso Ildar Abdrazakov encarnará al temido rey de los hunos que desafió el Imperio Romano.  El personaje que da título a la obra ha marcado su carrera: "A mí la ópera no me decía nada, estaba entre el pop y la clásica cuando estudiaba en el conservatorio. Pero tras escuchar a Samuel Ramey interpretar 'Attila'a las órdenes de Riccardo Muti quedé fascinado y quise dedicarme a la lírica", ha indicado el cantante que, como Atila, nació en los Urales. Abdrazakov años tuvo después oportunidad para asumir el rol de rey de los hunos a las órdenes del célebre maestro italiano en el MET de Nueva York en el 2010. Para Abdrazakov, una de las voces con más proyección en este momento, volver al Liceu y hacerlo con este título es todo un éxito, aunque sea en versión concierto, con Speranza Scapucci al frente de la orquesta y coros del Liceu.

Las dos funciones previstas -viernes y domingo- permitirán disfrutar de otras destacadas voces como la soprano napolitana Anna Pirozzi. La nueva estrella verdiana realiza un doble debut, en el exigente rol de Odabella y en el Gran Teatre. Completan el reparto el barítono Vasily Ladyuk, ganador del premio Francesc Viñas y Operalia, se estrena también como Ezio, general romano; los tenores Josep Bros y Josep Fadó son respectivamente Foresto, el enamorado de Odabella y Uldino, el esclavo bretón de Atila y el bajo Ivo Stanchev, encarna al Papa León I.

Speranza Scappucci, que fue asistente de Muti, destaca: "El reparto es excepcional". No cree que al público le cueste sumergirse en la historia sin escenificación. "La música de Verdi es cien por cien dramática, cada nota dice algo. Se puede visualizar la ópera a través de la música. Todo está en la partitura", señala. Scappucci ofrecerá la versión íntegra de la obra.  "Aunque la partitura puede parecer sencilla, entraña una gran dificultad. Es una ópera muy elegante pero con una escritura cromática muy atrevida propia de un Verdi joven que experimenta".

Amor, odio y venganza

La trama se sitúa en el siglo V cuando Atila ocupa la ciudad de Aquilea. Entre los supervivientes al asedio que no han logrado escapar figura Odabella, hija del príncipe de Aquilea, una joven de gran belleza y coraje. Sus ambiguas relaciones con el invasor y sus ansias de revancha centran esta fábula llena de amor, odio y venganza.

Anna Pirozzi, Vasily Ladyuk, Speranza Scappucci e Ildar Abdrazakov, en el Liceu. / QUIQUE GARCIA (efe)

La última vez que 'Attila' se escuchó en Barcelona fue en abril de 1984. Pese a tratarse de un gran título con melodías arrebatadoras, no se representa a menudo. En el Liceu solo se ha interpretado en 26 ocasiones. La primera vez fue en el Teatre Principal en 1847, un año después de estrenarse la obra en La Fenice de Venecia con gran éxito. 'Attila' es una de las obras del 'Risorgimento', movimiento cultural que avivó la reunificación italiana. Cuando Verdi la escribió, zonas de la actual Italia estaban ocupadas por Austria por eso a nadie pasó desapercibida una escena del prólogo donde Atila y Ezio planean repartirse el imperio y este último dice: "Avrai tu l'universo, resti l'Italia a me!". El general romano propone al invasor quedarse con Italia a cambio del resto de territorios.

Temas: Liceu

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.