Ir a contenido

NUEVO DISCO

Els Catarres vuelven más rockeros

Los autores de 'Jenifer' regresan tras un año y medio de parón con 'Tots els meus principis'

El Periódico

Roser Cruells, Èric Vergés y Jan Riera-Prats posan en una calle de Barcelona.

Roser Cruells, Èric Vergés y Jan Riera-Prats posan en una calle de Barcelona. / EFE

Els Catarres ya no están interesados "sólo en la fiesta" como cuando tenían veintitantos, sino que han superado la treintena y tienen una nueva mirada que reflejan en 'Tots els meus principis', un disco más rockero y contundente con el que los autores de la popularísima 'Jenifer' vuelven a la carga tras año y medio de parón.

Durante este tiempo, canciones de Els Catarres como 'Seguirem lluitant' y 'Setge' han sonado en las manifestaciones independentistas hasta convertirse "en parte del imaginario", pero en este nuevo disco no hay ningún tema dedicado expresamente al 'procés', según señalan los músicos en una entrevista con Efe, porque no quieren "sacar beneficio personal de una situación que ha hecho daño a tanta gente".

Buscando potencia para el directo

'Tots els meus principis' habla de "la nostalgia del primer beso, de la primera vez que nos rompieron el corazón y de la inocencia de la infancia, pero sin tristeza, de manera positiva, porque del pasado se pueden sacar lecciones y mejorar", ha aclarado el cantante, Èric Vergés. Els Catarres, de Aiguafreda y Centelles, son una banda luminosa y alegre y eso no ha cambiado, pero tras año y medio de parón han visto claro que necesitaban un sonido más contundente, más pensado para el directo.

Els Catarrres vuelven a los conciertos este sábado en Girona. / EFE

La banda nació en acústico porque actuaban en bares, recuerda Vergés. "Pero según hemos ido creciendo hemos visto la necesidad de cambiar la sonoridad". En el disco 'Postals' (2013) ya introdujeron trombón, trompeta y batería y en 'Big Bang' (2015) subieron el peso de las guitarras, aunque seguían siendo acústicas. "Nos gusta que cada disco tenga su personalidad y que sea diferente al anterior, así que teníamos muy claro que esta vez habría bajo y guitarras eléctricas, lo que no teníamos previsto era el sintetizador, pero componiendo vimos que quedaba bien, así que ahí está", añade Vergés.

Roser Cruells, que hasta ahora tocaba el contrabajo, se ha decidido por el bajo eléctrico porque lo probó en un concierto en la sala Bikini durante la gira de despedida y, según explica, se sintió cómoda: "El bajo me permite moverme más por el escenario e interactuar mejor con mis compañeros y con el público".

Compromiso político

"La mayoría de nuestros conciertos son en fiestas mayores, donde la gente quiere bailar -recuerda Vergés-, así que vamos a hacer todo lo posible para que la gente se lo pase bien". Una mirada lúdica de la vida que no está reñida con el compromiso político que han demostrado en los conciertos y colaborando con las causas en las que creen, señala el acordeonista y guitarrista Jan Riera-Prats. "Pero lo que no vamos a hacer -añade- es utilizar lo que pasa en Catalunya para transmitirlo en un disco cuando lo está haciendo todo el mundo. Parece que algunos lo hacen para dar a conocer la canción, más que porque lo sientan".

Els Catarres buscan otros métodos para vender discos, como personalizarlos y hacerlos atractivos, algo que en esta ocasión han conseguido con 10.000 fotografías instantáneas diferentes que han encartado en las portadas de los discos físicos para que ninguno sea igual a otro. Además, sus seguidores han estado año y medio a pan y agua, y ahora hay mucha expectación para escuchar sus nuevos temas sobre un escenario.

Vuelta a los escenarios

El primer bolo será este sábado en el festival Strenes, donde protagonizarán el concierto inaugural desde la azotea de la Oficina de Turismo del Pont de Pedra de Girona. La siguiente cita destacada será en el Poble Espanyol de Barcelona dentro del Cruïlla de Primavera, para el que ya han agotado las entradas.

Temas: Els Catarres