Ir a contenido

NOMBRAMIENTO

Valentí Oviedo, nuevo director general del Liceu

El actual gerente del Icub, que antes trabajó en el Auditori y conoce el sector cultural, se incorporará en mayo en sustitución de Roger Guasch

Marta Cervera

Valentí Oviedo.

Valentí Oviedo.

El economista y gestor cultural Valentí Oviedo (Manresa, 1977), gerente del Institut de Cultura de Barcelona (Icub) desde el 2016, será el nuevo director general del Gran Teatre del Liceu en sustitución de Roger Guasch. Este mediodía, su candidatura ha sido aprobada en la reunión del Patronato de la Fundación del Liceu. Marta Clari, gerente del area del área Derechos de Ciudadanía, Cultura, Participación y Transparencia, asumirá las labores de Oviedo al frente del Icub, que compaginará con su responsabilidad actual.

"Estoy satisfecho aunque sé que me espera mucho trabajo. Cuadrar presupuestos es difícil en todas partes pero me ilusiona embarcarme en este nuevo proyecto", ha asegurado Oviedo tras confirmarse su elección. Se incorporará al cargo en mayo. "Me queda un mes y medio por delante con mucho trabajo", añade. Entre los temas que tiene sobre la mesa están desde la huelga de los trabajadores de los museos la próxima semana a las Fiestas de la Mercè.

Oviedo ha sido seleccionado entre una cuarentena de candidatos mediante la convocatoria de un concurso público de méritos liderado por el presidente de la Fundació del Gran Teatre del Liceu, Salvador Alemany, con la colaboración de una empresa de selección. El Consorcio del Gran Teatre del Liceu también ha ratificado su nombramiento.

A diferencia de Roger Guasch, que tras el Liceu ha fichado por el área corporativa del RCD Espanyol, Oviedo llega al cargo con experiencia en el sector cultural. Accedió al Icub en junio de 2016 tras ser nombrado por el socialista Jaume Collboni y antes demostró su valía como gerente en el Consorci de L' Auditori y la Orquestra (OBC), principal centro musical de Barcelona, entre el 2013 y el 2016. Llegó a Barcelona procedente de Manresa, donde debutó en la gestión cultural con Manresana d'Equipaments Escènics encargada del Teatre Kursaal (2008-2013). 

Primeras felicitaciones

Valentí Oviedo recibió las primeras felicitaciones a pocos metros de las Liceu, en el Palau de la Virreina, sede del Icub, donde este jueves se han reunido los principales representantes del sector teatral para presentar los actos del Día Mundial del Teatro. Habitual en conciertos y fan de los musicales, es habitual ver a Oviedo en espectáculos de teatro, música, danza y, por supuesto, ópera. A diferencia de Roger Guasch, que provenía únicamente del mundo de la empresa y no era melómano, Oviedo descubrió el Gran Teatre hace años gracias a un abono popular. "Era lo único que me podía permitir cuando era joven, una butaca en el tercer piso que después cambié por otra en platea, antes de entrar en el Auditori". 

El nuevo gestor llega al Liceu en una situación mucho más cómoda que Guasch, sin la tensión que había en el coliseo hace cinco años. Entonces la institución atravesaba su peor bache con graves problemas de tesorería y la marcha al Teatro Real de Madrid del director artístico desde la reconstrucción del coliseo, Joan Matabosch. Con la aplicación a rajatabla del Plan Estratégico y de Viabilidad 2014-2017 y el fichaje de Christina Scheppelmann como directora artística, el Liceu ha superado su peor momento tras el incendio que asoló el coliseo el 31 de enero de 1994. Pero queda mucho trabajo por hacer y el presidente del patronato, Salvador Alemany, que sustituyó a Joaquim Molins, fallecido en julio del 2017, aspira a algo más que a llenar el teatro, tener mecenas y las cuentas saneadas. Quiere que el Liceu recupere el esplendor y para ello es imprescindible aunar calidad musical y una programación ambiciosa.        

0 Comentarios
cargando