Ir a contenido

tú y yo somos tres

La corrupción del PP difumina Waterloo

Ferran Monegal

La pasión de Cristi, en El intermedio (La Sexta).

Se acumulan los escándalos en el PP. Lejos de amainar, crecen. Y la tele ya no da abasto con tanto material. En El intermedio (La Sexta) acaban de escenificar La pasión de Cristi, o sea, Cristina Cifuentes con corona de espinas la mar de doliente. Y eso fue la noche del martes, antes de que estallase el tema de sus supuestas notas falseadas de la Universidad Rey Juan Carlos I. Nos ha avanzado también este programa que prepara una Semana Santa dedicada a la corrupción del PP, rama Valencia. Nos han enseñado los primeros pasos que desfilarán por el plató a hombros de abnegados costaleros de la cadena. El más piadoso es el dedicado a la egregia figura de Francisco Camps. Lo sacarán en procesión bajo el título Nuestro Padre del Santo Traje. Le seguirá a pocos metros de distancia la cofradía Nuestro Señor de la Divina Sonrisa, que llevaran con devoción el insigne busto de Ricardo Costa. No se descarta que la procesión se enriquezca con saetas que interpretaran piadosos clones de Francisco Correa y Álvaro Pérez El Bigotes. ¡Ah! Con toda esta acumulación, el tema de Waterloo, del procés, y de la posible o imposible investidura de president, televisivamente languideceEs posible que el interés informativo por todo lo relacionado con el laberinto que vivimos en Catalunya haya entrado en una zona de cansancio general. Me refiero a la percepción de las cadenas que cubren todo el telehipódromo estatal. Desconozco si la humorística performance en Bruselas que pretende el presidente de Tabarnia Albert Boadella mantiene el ritmo previsto. A la hora de escribir estas líneas no hay noticias en la tele de su supuesta acampada en Waterloo, en tienda de campaña y troupe de saltimbanquis, frente a la residencia de Carles Puigdemont.

MODORRA EN LA ISLA .- A pesar de la buena audiencia que por ahora consiguen, las criaturas de La isla de los mosquitos (Supervivientes, T-5) flojean mucho. Hay más cacao en el plató de Madrid. Allí, Jorge Javier Vázquez incentiva el canibalismo entre los familiares de los que concursan. Los opinadores cotillas también hacen un excelente papel como pirómanos. Acabo de escuchar a Mila Ximénez advirtiendo que la tragedia de Maite Zaldívar es su novio, Fernado Marcos, que también está en Honduras, y que lo que pretende es liquidarla, eliminarla del concurso.

¡Ah! Pasarán del beso al mordisco.

0 Comentarios
cargando