Ir a contenido

QUINZENA METROPOLITANA

Marina Mascarell explora el feminismo en su última coreografía

La pieza documental de danza contemporánea 'Three Times Rebel' recala en el Mercat de les Flors hasta el 18 de marzo

Angie Ramón

Los cinco bailarines interpretan Three times rebel, de Marina Mascarell. Mercat de les Flors.

Los cinco bailarines interpretan Three times rebel, de Marina Mascarell. Mercat de les Flors. / ROBERT BENSCHOP

La coreógrafa Marina Mascarell (Valencia, 1980) ha explorado en sus propias experiencias y estas la han conducido al feminismo. El trabajo en el que ha cristalizado esta búsqueda es 'Three times rebel" ('Tres veces rebelde'). El montaje, influido por la literatura, la danza contemporánea y la geometría de los cuerpos, explora las estructuras frustradas sobre la desigualdad de género, los prejuicios y la violencia simbólica. Todo un imaginario artístico que se instalará en el Mercat de les Flors hasta el 18 de marzo. La obra de esta interesante creadora coincide en la cartelera con la de otra coreógrafa de su generación, Aina Alegre, que estrena 'Le jour de la bête' en la Sala Hiroshima. Ambas presentan sus trabajos bajo el paraguas de la Quinzena Metropolitana que concluye este fin de semana.    

Cinco bailarines  -cuatro mujeres y un hombre – se sumergen en un "espacio desnudo", con música en directo de Yamila Ríos y referencias claras de la literatura de género. La pieza fluye en torno a una estructura geométrica en un espacio simple y donde los cuerpos de Nina Botkay, Maud de la Purification, Filippo Domini, Eli Cohen y Chen-Wei Lee van deformándose y adoptando figuras atípicas, "como una reivindicación del cuerpo de la mujer en un sistema corrupto". 

Mascarell apunta que tardó un año y medio en preparar el contenido de la obra y que en ese periodo se cuestionó cómo han sido las relaciones con sus amigos, la familia y su propio pasado. Esta pieza documental de danza, que este mes presenta en España dentro de una gira europea, ya se estrenó en enero de 2017 en Holanda. "Estaba preocupada por traducir todo el contenido en los cuerpos de los bailarines, pero, de hecho, fluyó de forma natural", resalta.

Mascarell reside desde hace 12 años en los Países Bajos donde formó parte, durante un tiempo, del Nederlands Dans Theatre I y II. Ganadora de prestigiosos premios como el BNG Bank, la coreógrafa explica que gracias al proceso de aprendizaje se percató de que la sociedad sigue prisionera de los prejuicios y que "la violencia de la mujer está creciendo entre las nuevas generaciones". Mascarell ha hecho infinidad de estudios para descubrir las razones de esta teoría. Al final, el feminismo la conectó con diversos aspectos clave. "En Holanda, el 46% de las mujeres han sufrido violencia social", apunta la coreógrafa. Pese a ello, el movimiento feminista, añade, es muy débil en esa comunidad. 

De Virginia Woolf a Maria Mercè Marçal

En 'Three times rebel", el único bailarín de la obra, Filippo Domini, representa "el perfecto Orlando de Virginia Woolf", explica Mascarell sobre una de las autoras a la que se hace guiño en la pieza. Orlando es un personaje ambiguo y eterno con el que Woolf simbolizó la ambivalencia sexual. La fotógrafa estadounidense Francesca Woodman y la poeta Sylvia Plath, también han inspirado el trabajo de Mascarell, así como el poema de Maria Mercè Marçal 'Divisa'. El título 'Three times rebel" surge de esa creación que dice: "A 'atzar agraeixo tres dons: haver nascut dona, / de classe baixa i nació oprimida. / I el tèrbol atzur de ser tres voltes rebel".  

Aunque a Mascarell le gustaría  establecerse en España, sabe que no tendrá las mismas oportunidades que en el extranjero. La danza contemporánea en Holanda tiene un gran valor social. "Allí hay mucha inversión por parte del Estado, y mucho más trabajo para el artista. La sociedad holandesa está acosumbrada a consumir danza". 

0 Comentarios
cargando