Ir a contenido

EN EL PALAU

Una pianista comprometida

Gabriela Montero interpreta el 'Concierto núm. 2' de Rachmaninov con la Orquesta de Cadaqués

Marta Cervera

Gabriela Montero.

Gabriela Montero. / SHELLY MOSMAN

La pianista y compositora venezolana Gabriela Montero (Caracas, 1970), interpreta este jueves en el Palau de la Música el arrebatador 'Concierto núm. 2 para piano y orquesta' de Rachmaninov con la Orquesta de Cadaqués. La velada de Barcelona Clàssics incluye también la famosa 'Sinfonía Heroica', de Beethoven.

La aclamada artista lleva años colaborando con esta sólida formación cuyo director titular, Jaime Martín, sucesor del añorado Neville Marriner, acaba de ser nombrado director de la Orquesta de Cámara de Los Ángeles. "Siempre ha existido una química maravillosa con este conjunto. Es un placer hacer música con ellos". Montero empezó a tocar la obra de Rachmaninov a los 14 años. "Llevo toda la vida con ella. Ahora la toco, espero, con mucha más profundidad, respetando la parte romántica pero asumiéndola de una manera noble y realista. Me acerco a ella de forma más estoica que sentimental". 

En los siglos XVIII y XIX era común que los pianistas crearan también sus propias obras, una tradición que ella mantiene. Montero recibió el Grammy al mejor álbum latino en el 2015 por un disco que incluía la obra que tocará en el Palau, varias improvisaciones y su creación 'Ex Patria' (2011), donde denuncia la situación de Venezuela.

Lo grabó con la Young Orchestra of the Americas (YOA), dirigida por Carlos Miguel Prieto con quienes ha vuelto a colaborar en 'Concierto Latino', su última obra. "Penetro tanto en el aspecto festivo del alma latina como en sus corrientes más oscuras. Tiene un tono agridulce". El  tercer movimiento, pese a llamarse 'Allegro venezolano', "termina con una danza macabra que refleja esa lucha entre la luz y la oscuridad" .

Situación en Venezuela

La artista abandonó Venezuela hace ocho años. Nunca confió en las políticas de Chávez, menos aún, en las de Maduro. "Mi país vive una situación de crisis humanitaria. Las estadísticas están ahí. Vivimos una barbarie sin precedentes en América Latina. El régimen comunista y la narcomafia han colapsado Venezuela", sentencia. También critica el apoyo del aclamado director Gustavo Dudamel a la Joven Orquesta Simón Bolívar, creada a partir de una estructura que forma a músicos sin recursos, El Sistema. "La dictadura utiliza esta estructura y a sus músicos para limpiar su imagen y ocultar la dramática situación". Como hiciera Pau Casals con los refugiados de la guerra civil, Montero colabora con organizaciones diversas para ayudar a sus compatriotas.