Ir a contenido

UNA INICIATIVA NECESARIA

Pròleg, la librería que despierta conciencias

El establecimiento fundado en 1991 es la única entidad activa en Barcelona especializada en textos de y sobre mujeres

Angie Ramón

Àngels Grases, en la librería Pròleg.

Àngels Grases, en la librería Pròleg. / LUAY ALBASHA

Hay libros que salvan vidas. Lo sabe bien Àngels Grases, a quien los libros, dice, también le han salvado la vida en más de una ocasión. Después de muchos años de reivindicación social y de lucha desde el feminismo, Grases participó en la fundación, en 1991, de Pròlegla única librería activa en Barcelona especializada en textos de mujeres y sobre mujeres.

El impulso llegó tras el cierre, en 1990, de La Sal. Edicions de Dones, considerada la primera editorial feminista de España. Decidida a continuar esa apuesta por la literatura de género, Àngels Grases se convirtió en librera. Hoy, junto a su hija Núria Monrós, actual directora de la librería, y otras socias, administra todo un legado de libros con historia -"nuestra historia", subrayan-, desde textos medievales hasta ensayos de plena actualidad. Obras de y sobre mujeres "valientes, poderosas, que han intentado mejorar nuestro mundo".

Hace 30 años, en las tertulias de Pròleg ya se hablaba de asuntos como los abusos y la brecha salarial

En la librería Pròleg, ubicada hoy en la calle Sant Pere Més Alt, se gestaron las primeras tertulias de mujeres en torno a temas sociales y políticos tan punzantes como la ley del aborto, los abusos o la brecha salarial. Las preocupaciones, casi 30 años después, apenas han cambiado. Grases explica que empoezó a militar en el movimiento feminista ya en su juventud. Se reunía, junto a otras mujeres, en la asociación Ca La Dona, un espacio que todavía sigue en actividad después de más de 40 años y que alberga el único centro de documentación en Catalunya sobre feminismo.

La cofundadora de Pròleg percibe el feminismo como un sentimiento; "una política personal, un compromiso con el día a día de la mujer y con la lucha por la igualdad de derecho". En esa lucha, señala, los libros juegan un papel decisivo. "Son la salvación de la mujer -sentencia Grases-. Por eso yo les digo constantemente a las jóvenes: '¡Leed vuestra historia, no os despistéis!'".

Un recorrido en los inicios

La historia de las librerías de mujeres en España se remonta a los primeros años del posfranquismo, un momento en el que el movimiento feminista despertó con fuerza en todo el país a través de iniciativas como las Jornades Catalanes de la Dona, en 1976. En un artículo titulado 'Métodos de información', Marisa Mediavilla y Lola Robles repasan la historia e importancia de aquellos primeros pasos. "Las librerías feministas comenzaron como punto de encuentro para reunir obras sobre mujeres. Fue una época muy apasionante en la que las escritoras veían por fin la oportunidad de dar a conocer sus trabajos", relata Lola Robles, excoordinadora de la Biblioteca Francesca Bonnemaison, heredera de Biblioteca Popular de la Dona, pionera en España y en Europa.

"Somos herederas de las sufragistas, y eso nunca hay que olvidarlo", sentencia Àngels Grases

La Llibreria de les Dones, fundada en mayo de 1977 gracias a la iniciativa de cinco mujeres, fue el primer comercio barcelonés especializado en escritoras. "¡Intentaron quemarla dos veces!", cuenta Grases. Tuvo una acogida extraordinaria, aunque echó el cierre al cabo de cinco años

Barcelona es una de las ciudades de España donde se pueden encontrar fácilmente obras escritas por mujeres y sobre mujeres, en lugares como Pròleg, la librería La Caníbal, Ciudad Invisible, la asociación Ca la Dona o la Biblioteca Francesca Bonnemaison. En el resto de España, la Librería de Mujeres en Madrid, la Librería LILITH en Bilbao, La Librería de Mujeres en Tenerife o la Fundación Fulmen en Sevilla cumplen una función similar. Grases apunta que la realidad del mercado, con caída de las ventas, y el escaso apoyo institucional, juegan en contra. Pero tiene claro que nunca dejará de luchar. "Nosotras somos herederas de las sufragistas, y eso nunca hay que olvidarlo".

0 Comentarios
cargando