Ir a contenido

DANZA

El sexto sentido de Thomas Hauert

El Mercat de les Flors dedica esta semana al coreógrafo y bailarín suizo, para quien la intución y el subconsciente son claves a la hora de crear

El programa cuenta con un solo, un espectáculo infantil, dos filmaciones y su penúltima creación, 'Inaudible', pieza para seis intérpretes

Marta Cervera

Hauert y los bailarines de su compañía en una escena de Inaudible que a partir del jueves recala en el Mercat de les Flors. / Gregory Batardon

Hauert y los bailarines de su compañía en una escena de Inaudible que a partir del jueves recala en el Mercat de les Flors.
Una escena de Inaudible. 
Escena de Inaudible, creada sobre música de George Gershwin y Mauro Lanza.

/

Thomas Hauert (Schnottwil, Suiza, 1967) es un as del movimiento, bailarín, coreógrafo y pedagogo interesado en despertar siempre la parte más creativa del cuerpo a través del inconsciente. El Mercat de les Flors pone el foco en él y su obra esta semana para descubrir un abanico de sus creaciones. Este martes ofrece el solo '(Sweet) (bitter)' y otro interpretado por Gabriel Schenker, miembro de su compañía, 'Pulse constellations'. Y a partir del jueves llega el plato fuerte, ‘Inaudible’, su penúltima obra, una intensa pieza para seis bailarines.

A todo ello hay que sumar las funciones escolares de ‘Danse étofée sur musique déguisée’, proyecciones sobre el trabajo de Hauert. Y además, una serie de acciones protagonizadas por algunos de sus discípulos -sus talleres siempre se llenan- sorprenderán a quienes acudan al Mercat el sábado antes de la función.

"Empecé a bailar tras ver un espectáculo de ‘Holiday on Ice’ al que me llevaron mis padres. Crecí en una granja en Suiza, sin conexión con el mundo de la danza y aquello me dejó alucinado. Empecé así, bailando a puerta cerrada, en mi habitación", ha recordado Hauert, satisfecho con este homenaje en Barcelona coincidiendo con el 20º aniversario de su compañía Zoo/Thomas Hauert, fundada en Bruselas. Para él la danza era eso, pura conexión con su cuerpo y su intuición. Después cuando empezó estudiar la carrera descubrió otras cosas. “Yo empecé tarde a estudiarla. Y fue chocante. Desde el principio noté una gran fricción entre mi manera de entender la danza, totalmente libre, y esa forma determinada que debía asimilar”.

Nunca le han gustado las etiquetas, especialmente aquellas que pretenden marcar diferencias entre la cultura considerada culta y la popular. En ‘Inaudible’ lo demuestra haciendo algo bastante mal visto en la danza contemporánea: seguir la música al pie de la letra a través del movimiento. Él y cinco bailarines interpretan con sus cuerpos cada nota y frase de la música, que combina diferentes versiones del 'Concierto para piano en Fa', de George Gershwin, con 'Ludus de Morte Regis', de Mauro Lanza.

“Utilizar el 'mickeymousing', es decir, utilizar describir la música a través de movimientos como ocurre en los filmes animados de Mickey Mouse, está mal visto en la danza contemporánea”, reconoce, encantado con la idea. Ir más allá de lo establecido está en su ADN. 'Inaudible', confiesa, les ha dado la posibilidad de sentirse totalmente dentro de la música y dejarse llevar por ella. “Hemos utilizado cada nota y cada fragmento de la partitura para expandir nuestro vocabulario y movimientos más allá. Pero acabamos derrengados. Es muy duro físicamente”.

Improvisación vital

Como siempre la improvisación ha sido el punto de partida de este trabajo. “Desde hace años hemos desarrollado diversas estrategias para fomentar nuevos patrones de movimiento y evitar aquellos que el cuerpo ya tiene incorporados. Hay que aparcar la parte consciente y pautada de nuestro cerebro y buscar la creatividad a través de nuestro inconsciente”. Hauert potencia tanto la improvisación como la intuición. “Busco todas las posibilidades de nuestro cuerpo y de su combinación con otros”.

Y añade: "Hay que bailar con la máxima libertad. Cada uno debe desarrollar su propio movimiento. Siempre he animado a los bailarines buscar en ellos y a implicarse en cada proyecto, a aportar cosas y compartir. Esa colaboración es enriquecedora. Yo también aprendo de ellos, tanto en el personal como en lo artístico”.  

Inaudible es futo de su trabajo con Fabian Barba, Liz Kinoshita, Albert Quesada, Gabriel Schenker y Mat Vooter. Muchos están con él desde el principio. "Si de algo me siento feliz es que tras 20 años, cuatro de los bailarines siguen conmigo”.

    

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.