07 ago 2020

Ir a contenido

El ICAA ve "realista e interesante" el proyecto de financiación del cine FASA

EFE

El director del ICAA, Óscar Graefenhain, considera "realista y muy interesante" el nuevo modelo de financiación para el sector que han propuesto una veintena de asociaciones que comparten la propuesta catalana de crear un Fondo Nacional Público de Apoyo al Sector Audiovisual (FASA).

Este proyecto, consensuado por 26 asociaciones territoriales, contempla cuatro vías de financiación: los presupuestos generales del Estado, un canon a las empresas difusoras privadas de ámbito nacional de audiovisuales bajo demanda, un canon a productores, distribuidores y exhibidores, y préstamos participativos.

Según ha señalado el director del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales a Efe, el Gobierno central "está dispuesto a debatir" en torno a este proyecto, que según la propuesta inicial de PROA (los productores catalanes) debería ser gestionado por el ICAA.

El contacto del director del ICAA y los productores tuvo lugar los pasados días 1 y 2 de marzo en Santiago de Compostela, donde se reunieron productores de toda España de 24 asociaciones en el III Encuentro Estatal de Asociaciones de Productoras, organizado por AGAPI, la Asociación Galega de Produtoras Independientes (Agapi).

Se da la circunstancia de que en los últimos meses, la confederación que reunía a la mayor parte de los productores españoles, FAPAE, ha registrado una serie de fugas de asociados que la ha debilitado hasta casi hacerla desaparecer, de modo que este contacto con las productoras podría ser el primero de una nueva interlocución del sector con el Gobierno.

Las asociaciones reunidas en Santiago de Compostela consensuaron el documento que PROA ya adelantó en el marco del Festival de Cine Fantástico de Sitges.

Entonces, su presidente, Ramón Masllorens, informó a Efe de que el FASA podría conseguir no menos de 158 millones de euros, los calculados para sacar al sector del "impasse" en el que se encuentra por los reiterados recortes presupuestarios de los años de la crisis.

La idea catalana se basa en la experiencia de otros países europeos que se nutren con fondos nacionales de apoyo a la producción audiovisual de diversas maneras.

En opinión de las productoras reunidas en Galicia, este modelo permitiría que el audiovisual español "crezca y se fortalezca, desarrollándose en todo su potencial, despolitizándolo y permitiéndole una progresiva independencia de los presupuestos generales del Estado", señala PROA en una nota de prensa.

Según este modelo, las aportaciones que nutrirían al FASA de esos 158 millones de euros procederían, 68, de los presupuestos generales del Estado; 50, del canon cinematográfico, y los otros 40 de las empresas de servicios bajo demanda.

También señalaron en el Encuentro de Productores que la implantación de las nuevas ayudas a priori que el ICAA puso en marcha en 2016 fue "una buena propuesta", pero resultó "poco eficaz".

La propuesta catalana tiene novedades para el sector como la aportación al FASA del 3% de la facturación anual en el territorio español de las empresas que ofrecen contenidos audiovisuales bajo demanda, como pueden ser plataformas como Netflix o HBO, al estilo de la ley que regula la aportación de las televisiones generalistas.

Asimismo, se proponen destinar un 10 % del precio de las entradas de cine a nutrir el FASA, de tal manera que el coste de la aportación al fondo no recaería sobre el espectador, sino que recaería, a partes iguales, sobre productores, distribuidores y exhibidores.

La otra innovación es que haya un retorno progresivo por parte de las empresas productoras de la ayuda percibida, hasta cubrir la totalidad del importe, en caso de que la producción obtuviera unos beneficios superiores la una cantidad que se acuerde entre la administración y la patronal de los productores, lo que llaman el "préstamo participativo".

Para el director del ICAA, éste puede ser un "primer paso" en una negociación que el Gobierno necesita abordar con el sector y "la muestra que hay una muy buena interlocución" entre ambas partes.