Ir a contenido

La fiesta de Hollywood

Los Roca en los Oscar: cena de estrellas para estrellas

Los hermanos han preparado el menu para la fiesta y subasta benéfica de Elton John

Idoya Noain

Joan Roca prepara uno de sus platos en la cocina de un restaurante en West Hollywood. 

Joan Roca prepara uno de sus platos en la cocina de un restaurante en West Hollywood.  / ARMANDO ARORIZO

Si a Joan Roca se le pregunta con qué género cinematográfico compararía la cocina que él y sus hermanos preparan en El Celler de Can Roca primero ríe, luego reflexiona un poco (“nunca lo había pensado”) y empieza a sumar. Y su receta -“un poco de ciencia ficción, algo de romanticismo y también algo de sentido del humor”- acaba siendo como la de muchas buenas películas, incluyendo dos de las favoritas del chef entre las nominadas este año,' Tres anuncios en las afueras' y 'La forma del agua', imposibles de constreñir con etiquetas limitadoras.

Este domingo, uno de esos títulos puede alzarse con el Oscar más importante. Mientras, la cocina de los chefs que ya han llevado Girona al olimpo gastronómico habrá tenido su propio premio. Porque son los Roca quienes han diseñado el menú para los cerca de mil invitados que seguirán la ceremonia en la fiesta y subasta benéfica que organiza la Fundación Elton John, que recauda fondos para la lucha contra el sida. Les ha unido la Fundación BBVA. Y ningún chef español lo había hecho antes en los 26 años de esa gala.

Roca, en una entrevista telefónica desde Los Ángeles, declara que les “enorgullece” la confianza y que están “encantados de ser representantes y embajadores de una cocina, catalana, española, con relevancia y prestigio internacional”. Y constata algo que ya ha demostrado la cobertura en la prensa estadounidense de esta aventura: “Es una buena plataforma, una oportunidad de dar visibilidad”.

El diálogo gastronómico entre los tres estrellas michelín y representantes del star system hollywoodiense como Spike Lee, Liam Hemsworth, Miley Cirus o Heidi Klum se va a realizar, tras un cocktail, a través de cinco platos: brioche al vapor de trufas, canelón de pularda, consome a baja temperatura de verduras con vieiras y lubina con salsa de Chardonnay californiano acompañada por ñoquis de patata, avellana, limón y trufa y filete de ternera al vino tinto Priorat con escalivada. De postre, un “cromatismo naranja” dominado por cítricos.

Roca supervisará el reto “logístico, organizativo y gastronómico” desde la cocina, donde trabajarán también chefs estadounidenses que viajaron al Celler para prepararse y se usarán productos locales de California, “probablemente el estado más mediterráneo de Estados Unidos, por clima y por producto”. Quizá se pierda, además de la ceremonia de los Oscar, el truco que ha preparado para los invitados el ilusionista David Jarre. Pero él estará haciendo los suyos (porque sí, su cocina también tiene “algo de magia”). Y cuando pase el trabajo, piensa celebrar. “Luego hay una fiesta y no me la voy a perder”, avisa. Tiene motivos.