Ir a contenido
Guillermo del Toro, con Richard Jenkins y Sally Hawkins, en el rodaje de La forma del agua

LOS PREMIOS DE LA ACADEMIA DE HOLLWYOOD

Unos Oscar de autor

Por primera vez en la historia, los cinco nominados a la mejor dirección firman también el guión de sus películas

Idoya Noain

François Truffaut quizá esté sonriendo desde el más allá. Para la 90ª edición de los Oscar, la Academia de Hollywood ha nominado en la categoría de dirección a cinco cineastas (Christopher Nolan, Jordan Peele, Greta Gerwig, Paul Thomas Anderson y Guillermo del Toro) que también firman sus guiones. No había sucedido nunca antes en la historia de los premios. Y el hito, con la guinda de las candidaturas por guión original para Peele, Gerwig y Del Toro (nominado con Vanessa Taylor), se ve no como logro casual sino como tendencia. La Academia está viéndose forzada a cambiar, y su apertura a nuevos miembros (más jóvenes y más diversos en género, raza y nacionalidad) parece también estar abriendo sus puertas definitivamente al reconocimiento del llamado cine de autor.

No serán los premios del domingo los que resuelvan un debate artístico, crítico y académico que lleva décadas abierto, especialmente desde que el padre de 'Los 400 golpes', admirador de creadores como Alfred Hitchcok o Howard Hawks que dentro de la industria hollywoodiense realizaban trabajos personales y de reconocible sello, escribió sobre la "política de autores" en 'Cahiers du Cinéma'. Pero los cinco realizadores nominados (todos menos Anderson, nominados por primera vez) representan el concepto actualizado. Como ha escrito el principal crítico de 'The Hollywood Reporter', Todd McCarthy, “todos tomaron riesgos, que es algo que no se puede decir de muchas de la películas convencionales y tradicionales que tan a menudo han sido finalistas en carreras de los Oscar”.

Del Toro, favorito

A juzgar por las nominaciones y las quinielas pocos encarnan más ese nuevo reconocimiento a la autoría que Guillermo del Toro, favorito al Oscar a director y ya premiado por el Sindicato de Directores (que de los últimos 69 años solo siete no ha coincidido en sus designios con la Academia). Y su triunfo representaría la cuarta vez en los últimos cinco años en que un mexicano conquista el Oscar a la dirección (tras los triunfos de Alfonso Cuarón por ‘Gravity’ y el doblete de Alejandro González Iñárritu con ‘El renacido’ y ‘Birdman’).

A los 53 años, con ‘La forma del agua’ (y sus 13 nominaciones), Del Toro ha "cubierto todas las bases [en terminología del béisbol] de lo que el cine debe hacer", como le decía a ‘The New York Times’ el productor Michael Shamberg. "Lo que ha hecho este tipo es contar algo muy emocional sobre la conexión y el amor usando el vocabulario del género. Por eso la gente responde".

Christopher Nolan, en el rodaje de 'Dunkerque'.

Como el mexicano, Nolan tiene un sello personal indiscutible, una maestría visual y una capacidad para plantear retos estructurales y argumentales que juegan con el tiempo y la memoria, aunque sea en una película de género como la bélica ‘Dunkerque’, que es la que le ha valido también su primera nominación como director (aunque sus trabajos hubieran optado antes a 26 estatuillas y ganado siete). Y el británico puede además presumir de haber sido el realizador de los cinco candidatos que más gente ha llevado al cine, recaudando más de 526 millones de dólares en todo el mundo con una impecable producción de 100 millones.

Jordan Peele, en el rodaje de 'Déjame salir'.

Le sigue en términos de taquilla (255 millones, pero desde un presupuesto de solo 4,5 millones) Peele, un debutante en la realización al que ‘Déjame salir’, el más afilado análisis del racismo realizado magistralmente desde el horror y sin huir la comedia, ha hecho ya una voz imprescindible en EEUU, con mucho que decir (solo tiene 35 años). Es solo el quinto director negro nominado en 90 años y el primero que consigue el triplete como productor, realizador y guionista, y en esta última categoría es el favorito.

El cine de los aventureros

Greta Gerwig (derecha), con Saoirse Ronan, en el rodaje de 'Lady Bird'.

Como él, Gerwig, a los 34 años, es la representante de una nueva generación de cineastas. Es la única mujer nominada como directora (y solo la quinta en 90 años), y opta también al Oscar por el guión original de ‘Lady Bird’, una película tan personal (y de tintes autobiográficos) como accesible. Puede representar su debut en solitario tras la cámara (ya codirigió el largo ‘Nights and weekends’), pero se siente como la última expresión de un lenguaje propio que hasta ahora había ido expresando más en la actuación.

Paul Thomas Anderson (derecha), con Daniel Day-Lewis, en el rodaje de 'El hilo invisible'

El quinteto de creadores lo completa otro autor en mayúsculas, Anderson, candidato por ‘El hilo invisible’ y el único de los cinco nominado previamente, por ‘Pozos de ambición’ (cuyo guión le valió el Oscar). Y repasar los trabajos de los cinco lleva a pensar otra vez en Truffaut. "El cine de mañana será hecho por aventureros", escribió en una ocasión. "Las películas de mañana no serán hechas por los funcionarios de la cámara, sino por artistas que ven la realización de cine como una ventura asombrosa y excitante". Mañana es hoy. También en los Oscar.

0 Comentarios
cargando