Ir a contenido

DANZA

Ayguadé se enfrenta a la muerte en 'IUanMI'

La coreógrafa catalana estrena en el Mercat su segunda pieza sobre el tema de la transformación coincidiendo con la Quinzena metropolitana

Marta Cervera

Una escena de IUanMI, segunda parte de la trilogía de la coreógrafa Lali Ayguadé sobre la transformación.

Una escena de IUanMI, segunda parte de la trilogía de la coreógrafa Lali Ayguadé sobre la transformación. / EDU PREZ

Lali Ayguadé regresa al Mercat de les Flors con su segunda coreografía propia de larga duración: 'IUanMI'. Es la entrega central de la trilogía sobre la transformación iniciada con 'Kokoro', una pieza sobria y sorprendente. En ella participan los tres intérpretes- Anna Calsina, Nick Coutsier, Diego Sinniger de Salas- del montaje anterior a los que se ha añadido la francesa Marlène Rostaing.

La coreógrafa catalana, una de las más interesantes de su generación, creó esta pieza tras asistir a dos funerales. "La muerte te hace reflexionar sobre la vida, sobre lo que esperas de ella, sobre tu propio futuro", ha comentado la creadora en la presentación del montaje que a partir de este jueves y hasta el domingo se verá en el Mercat de les Flors. La propuesta, que ya se avanzó en Temporada Alta, es una de las citas destacadas de Dansa. Quinzena metropolitana, cita que llevará espectáculos muy potentes de diferentes estilos a teatros de Barcelona, Hosptitalet, Badalona, Santa Coloma, Esplugues y Cornellà entre el 1 y el 18 de marzo.

Contraste

"La pieza muestra el contraste entre lo que sentimos en nuestro interior y lo que mostramos por fuera cuando alguien muere", ha explicado la bailarina y coreógrafa. De ahí el título 'you', que se puede entender como vosotros o tú en inglés, y 'me', yo. En esta pieza el movimiento y los gestos fluyen en una puesta en escena muy teatral. Tras Barcelona, la obra se verá Zaragoza, Bolzano y Marsella. 

Ayguadé (Barcelona, 1980) regresó a su ciudad tras años trabajando en Londres con figuras de la danza contemporánea como Akram Khan y Hofesch Shechter. Aquí ha trabajado entre otros con Marcos Morau, de La Veronal, en el solo 'Portland'. Después se integró en otros proyectos junto a la compañía circense Baró D’Evel con quien trabajó en 'Mazut' y 'Bèsties'. También participó como actriz en el corto 'Timecode', ganador de una Palma de Oro en el Festival de Cannes. "Tanto Morau como Baró d’Ével me han aportado muchísimo a la hora de crear. Cada uno tiene un estilo totalmente diferente. Mientras el primero se basa en la frialdad del cuerpo, el segundo es pura emoción y teatro. Uno es más técnico, el otro prefiere utilizar la improvisación para desconectar la mente y buscar nuevas ideas. Ambos han servido para enriquecerme y descubrir nuevas maneras de crear", afirma Ayguadé. "Tengo la voluntad de seguir avanzando como creadora pero cada vez tengo más claro qué me gusta y cuál es mi manera de trabajar".

Sentimientos a flor de piel

Para Ayguadé la muerte es un punto de partida perfecto para reflexionar sobre la vida, valorar el paso del tiempo, preguntarse acerca de los deseos y los miedos más profundos. "A diferencia de 'Kokoro' aquí todos los personajes están unidos por la tristeza ante una pérdida. Pero cada cual reacciona a su manera". Sus emociones, sus recuerdos y sentimientos emergen de forma diferente llevándoles a revivir su infancia en algunos momentos, o a imaginar el inevitable camino hacia la vejez, en otros. "Hablar de la muerte es hablar de la vida, ambos están conectados", recuerda la coreógrafa que se ha inspirado en la estética de los filmes del director sueco Roy Andersson ('Canciones del segundo piso', 'La comedia de la vida'). El montaje traslada al espectador a un velatorio, un espacio que el público comparte con los intérpretes como si fueran unos invitados más a la ceremonia del adiós. 

Ayguadé transforma el espacio, también la frontera entre pasado, presente y futuro proyectando los recuerdos y sueños de los distintos personajes. La pieza, aunque contiene monólogos, no revela si el fallecido es un amigo de los protagonistas, un familiar cercano o un animal. 

Ayguadé ha vuelto a confiar en el mismo equipo creativo de su primer trabajo de larga duración: Jordi Oriol Canals en la dramaturgia, Josep Maria Baldomà en la composición musical, Xesca Salvà en la escenografía y Fabiana Piccoli, en la iluminación.              

Respecto a su decisión de no intervenir ella misma en escena en esta pieza, explica: "No bailo porque me cuesta mirar desde la distancia una obra en lo que estoy involucrada". Sin embargo, su carrera como bailarina continúa. En este sentido prepara dos proyectos. El 23 de marzo presentará en el Auditori un experimento junto a Joana Gomila, cantante mallorquina que ha reformulado el folk de su tierra en su último disco 'Folk souvenir'. Y en septiembre estrenará otro espectáculo junto a un bailarín francés y una cantante de ópera belga que se verá en Girona (Temporada Alta), Toulouse y Zaragoza. 

Danza a tope

La Quinzena metropolitana este fin de semana muchos espectáculos familiares. Desde uno de danza clásica como 'Quadres d'una exposició' a cargo del Centre de Dansa de Catalunya (del 1 al 3 de marzo en el Teatre Zorrilla de Badalona y después se verá en Cornellà, L'Hospitalet y Santa Coloma) hasta el sorprendente 'Danse étofée sur musique déguisée', del coreoógrafo contemporáneo Thomas Hauert (Mercat, días 3 y 4) y la reposición de 'Viatge al centre de la Terra', de Roseland Musical y Franc Aleu en el TNC.

El público adulto que quiera dejarse sorprender puede descubrir a compañías que buscan redefinir la tradición como el Ballet National de Marseille con sus coreografías 'Boléro' y 'Two' (Teatre Segarra de Santa Coloma, 2 y 3 de marzo) o el premiado 'Oskara', de la compañía vasca Kukai Dantza (Teatre Joventut de L'Hospitalet, 10 y 11 de marzo).

Hasta en el metro habrá espectáculos de hip hop: serán los gratuitos de Brodas Bros, como también lo será 'Origami', original propuesta itinerante que la japonesa Satchie Noro de danza aérea que ofrecerá en diferentes puntos. Empezará por la plaza dels Àngels (viernes) y la plaza del Mar (sábado) y Parc Pou d'en Fèlix de Esplugues (domingo), ambas a las 12.00 y 17.00 horas.