29 oct 2020

Ir a contenido

Atrium estrena "Fuga de Conills", una reflexión generacional del fracaso

EFE

La obra teatral "Fuga de Conills", que se estrena mañana en la Sala Atrium de Barcelona, muestra la dimensión más dura y menos ideal de la profesión de un actor y evoca la experiencia de "una generación marcada por el concepto de éxito y fracaso", según un comunicado del teatro.

Con un "tono realista" que evoluciona hacia lo "onírico" conforme avanza el espectáculo, "Fuga de Conills" explica la historia de tres jóvenes actores sin éxito que "sobreviven como pueden" trabajando como animadores en fiestas infantiles y como DJs en "bares de mala muerte".

La obra ofrece, por un lado, una "reflexión generacional" acerca de los jóvenes que, en el proceso de convertirse en adultos, "se resisten a envejecer y se sienten aterrados por las responsabilidades" y, por otro, un "canto a la amistad de manera cruda y ácida".

Frente a la "soledad y la incomunicación" que caracterizan el "engranaje social establecido", los tres protagonistas intentan comprender la "complejidad" de las relaciones y defienden sus "amistades imperfectas".

Más allá de la palabra, la directora del montaje, Martina Cabanas, apuesta por la expresión a través del movimiento de los cuerpos como "herramienta metafórica" que, de forma austera, "sugiere más preguntas que respuestas al espectador".

En este sentido, la música, pinchada en directo y mediante vinilos, es un elemento "imprescindible" del espectáculo, que acompaña en todo momento a los actores y "los aboca a un mundo surrealista para escapar del peso de la realidad".