Ir a contenido

fallo judicial

Valtònyc recibe la pena máxima

El mallorquín forma parte de una creciente hornada de jóvenes que utiliza el rap como instrumento de denuncia social y crítica política

Nando Cruz

El 20 de febrero del 2003 la Guardia Civil clausuró el diario vasco 'Egunkaria' en lo que aún hoy se recuerda como el caso más grave de represión a la libertad de información que ha vivido la España democrática del siglo XXI. Coincidiendo con el quince aniversario de aquella fecha, el Tribunal Supremo ha ratificado la condena de tres años y seis meses de cárcel a Valtònyc, el rapero mallorquín que en el 2012 y 2013 grabó y difundió por las redes canciones como 'Dolores de Amonal', 'Marca España', 'Circo balear' y 'El rei Borbó', entre muchas otras.

Cuatro meses después de emitir esta última en el programa de televisión 'La Tuerka' de Pablo Iglesias, que le había encargado una canción que hablase sobre el monarca, el rapero fue detenido y, posteriomente, puesto en libertad acusado de injurias a la Corona e incitación a la violencia. En octubre del 2012 empezaba la pesadilla. Tenía 18 años. Antes de cumplir los 19 ya lamentaba haber proferido algunas de las frases que lo han llevado a juicio. No porque las considerase constitutivas de delito, sino porque no eran un instrumento útil para defender y difundir sus ideales revolucionarios de corte marxista-leninista.

Valtònyc, micro en mano, durante una charla en el Ateneu La Torna en marzo del 2017 / Joan Puig

Informático y frutero

Josep Miquel Arenas Beltrán, alias Valtònyc, pertenece a una desarticulada pero cada vez más numerosa corriente de jóvenes españoles que utiliza el rap para denunciar las injusticias que se cometen en España. Él ni siquiera se dedica a la música de forma profesional. Es un técnico informático que se gana la vida trabajando en una frutería. En su tiempo libre, y desde los 15 años, graba canciones en las que expresa sus opiniones. Algunas son más íntimas y otras abordan temas sociales desde una orgullosa conciencia de clase obrera.

Valtònyc forma parte de ese escogido puñado de raperos perseguidos por la Audiencia Nacional entre los que también se encuentran los granadinos Ayax y Prok, el madrileño César Strawberry, el ilerdense Pablo Hasél y el colectivo La Insurgencia. Sin embargo, solo el mallorquín se ha enfrentado a una pena tan elevada. Respecto al delito de apología del terrorismo, Valtònyc declaraba recientemente en una entrevista: "Me parece una tontería porque ahora no hay terrorismo ni lucha armada. Nadie le pega un tiro a un político ni pone una bomba por oír mis letras. En cambio, sí hay machismo y mujeres muertas, así que sí veo que la apología del machismo o del racismo puede ofender a gran parte de la población que se ve afectada por este problema".

Próximos actos de apoyo

La próxima semana Valtònyc tiene previsto participar en un encuentro en defensa de la libertad de expresión que organiza el casal independentista Can Capablanca de Sabadell. Allí coincidirá con Elgio y Pablo Hasél, otros dos raperos condenados por incitación al odio y cuyas penas aún están pendientes de ratificación. Por su parte, la plataforma No Callarem sigue trabajando para organizar un festival de apoyo y reivindicacioń como el que acogió el Parc del Gran Sol de Badalona en mayo del 2017 y al que acudieron cinco mil personas.

La nueva edición del No Callarem no se podrá celebrar en el mismo lugar. El Partido Popular presentó una moción para impedir que Badalona acoja más actos protagonizados por personas acusadas de enaltecer el terrorismo que salió adelante gracias al apoyo de Ciutadans y las abstenciones del PSC y CiU. El No Callarem de este año se celebrará en Barcelona y la organización ya ha propuesto La Modelo como escenario. Sería una forma de resignificar el centro penitenciario y vincularlo simbólicamente a la lucha por la libertad de expresión, ese derecho que recibió uno de los hachazos más brutales hace justo 15 años.

El rapero mallorquín Valtònyc

El rapero mallorquín Valtònyc

0 Comentarios
cargando