Ir a contenido

'Tres anuncios en las afueras' recompensada con cinco premios Bafta

La película de Martin McDonagh se lleva, entre otros, el premio a la Mejor película, Mejor largometraje británico y Mejor guion original

El galardón al Mejor director es para Guillermo del Toro' por 'La forma del agua', que solo gana tres de los 12 galardones a los que optaba

Begoña Arce

El director de Tres anuncios en las afueras, Martin McDonagh (en el centro) posa con el galardón a la Mejor Película junto con Pete Czernin (izquierda) y Grahm Broadbent, productores del filme. 

El director de Tres anuncios en las afueras, Martin McDonagh (en el centro) posa con el galardón a la Mejor Película junto con Pete Czernin (izquierda) y Grahm Broadbent, productores del filme.  / EFE / ANDY RAIN

“Tres anuncios en las afueras” de Martin McDonagh, fue la triunfadora de los premios de la Academia Británica de Cine y Televisión 2018, los Bafta. El drama de la madre que busca justicia por el asesinato de su hija en un pueblo perdido en Estados Unidos, se llevó los galardones a la Mejor película, Mejor largometraje británico y Mejor guion original. Su protagonista, la gran Frances McDormand, recibió el de Mejor actriz y su compañero en la cinta, Sam Rockwell, el policía pirado, racista y violento, se impuso como Mejor actor de reparto“Nuestra película está llena de esperanza, pero también de rabia”, declaró McDonagh. “Como hemos visto este año, a veces la rabia es la única forma que tiene la gente para que la escuchen, así que estamos encantados de que Bafta reconozca esto”.  

Guillermo del Toro, que partía con 12 nominaciones por “La forma del agua”, sólo terminó llevándose tres trofeos, incluido el de Mejor director. El mexicano, que ya obtuvo el Globo de Oro hace unas semanas en la misma categoría, reconoció, “la influencia que la cultura británica, pintores, escritores, cineastas” han tenido en él y en especial Mary Shelley, la creadora de Frankenstein, que le fascinó siendo adolescente. ”Ella sigue siendo una figura tan importante en  mi vida como si fuera de mi familia. Algunas veces cuando pienso en dejarlo todo, cuando la gente me dice que las películas con las que sueño son imposibles, pienso en ella”. Su historia de amor en un centro secreto de investigación durante la Guerra Fría, entre una extraña criatura anfibia y una mujer de la limpieza, interpretada por “ese milagro que es Sally Hawkins”, según del Toro, consiguió además el premio a la Mejor música original y al Mejor diseño.

Gracias, Sir Winston

El Bafta al Mejor actor fue, como era de esperar, para Gary Oldman, por su imponente caracterización de Winston Churchill en “El instante más oscuro”. Oldman rindió homenaje al político conservador. “En esos oscuros e inciertos días de 1940, él tomó el camino del honor, de la integridad y la libertad para esta nación y para el mundo, así pues gracias, Sir Winston”.  El de la Mejor actriz de reparto recayó en Allison Janney por “Yo Tonya”, el drama inspirado en la vida de la patinadora olímpica Tonya Harding, uno de los mayores escándalos deportivos de la década de los 90.  

 El premio a la Mejor película de habla no inglesa fue para el 'thriller' coreano “La doncella”  de Chan-Wook Parky  y el de Mejor animación a “Coco”.

Protesta en negro

La ceremonia se celebró en el Royal Albert Hall y fue presentada por la actriz británica Joanna Lumley, que sustituyó como anfitrión al actor Stephen Fry, quien cumplió ese papel durante doce años. Las actrices, al igual que ocurrió en los Globos de Oro, se presentaron en la alfombra roja vestidas de negro en solidaridad con Time's Up  y denunciar los abusos sexuales en el mundo del cine, tras el escándalo del productor Harvey Weinstein, al que han seguido otros cuantos. A Londres se desplazaron grandes estrellas de Hollywood como Angelina Jolie, Jennifer Lawrence o Salma Hayek, todas ellas enlutadas para la ocasión. Frances McDormand fue una de las excepciones. Llevaba un traje estampado de colores, si bien dejó clara su, “total solidaridad con mis hermanas que esta noche van de negro” y se despidió con un “poder para la gente”.  

El acto estuvo presidido por los duques de Cambridge. Guillermo es presidente de los Bafta y subió al escenario para presentar a Kenneth Branagh, quien entregó el Premio a la labor de toda una vida al cineasta Ridley Scott, de 80 años.  Catalina, en avanzado estado de gestación, eligió un traje verde oscuro de Jenny Packham, descartando el negro, dado que los miembros de la familia real, no toman partido en protestas públicas.

Donación millonaria

Coincidiendo con la entrega de los Bafta casi 200 mujeres de la industria cinematográfica británica, entre ellas las actrices Keira Knightley, Naomie Harris, Emma Thompson y Jodie Whittaker, firmaron una tribuna en el dominical The Observer para lanzar la creación de un fondo con el que financiar las campañas de información y apoyo de las denuncias ante la justicia por acoso. La actriz Emma Watson, que protagonizara la serie Harry Potter, ha donado a la causa un millón de libras (1,13 millones de euros). La iniciativa es similar a la creada en enero por la asociación Times’s Up, que ha reunido en dos meses 21 millones de dólares, destinados a defensa jurídica en los casos de abusos sexuales.