Ir a contenido

circo

El Festival Internacional Elefant d'Or se instala en Girona

El Camp de Mart es la nueva sede de la cita que acoge, del 22 al 26 de febrero, 24 números circenses de 18 países, la mayoría inéditos

Marta Cervera

La francesa Audrey Labeau y el norteamericano Thomas Rhys Evans, sobre el trapecio. 

La francesa Audrey Labeau y el norteamericano Thomas Rhys Evans, sobre el trapecio. 

El gran espectáculo de circo del Festival Internacional Elefant d’or regresa y estrena ubicación: en el Camp de Mart de Girona. A partir del jueves, y hasta el 26 de febrero, la cita acogerá 24 impresionantes números con música en directo de 18 países, muchos de ellos inéditos en Europa. La presente edición, que conmemora el 250º aniversario del nacimiento del circo moderno, contará con la presencia por primera vez en el festival de representantes de Moldavia, Australia, Finlandia, Turkmenistán, Francia e Inglaterra. 

Entre las novedades destacan el estreno de un número aéreo sobre trapecio interpretado por la francesa Audrey Labeau y el norteamericano Thomas Rhys Evans, y dos complejos ejercicios del Circo Nacional de Pyongyang (Corea del Norte), uno con funambulismo a gran altura y otro con una compleja combinación de balanza rusa, báscula y barra fija. También es sorprendente el trabajo de los Jinan Acrobatic Troupe de China, con un número con  icarios con el que ganaron la cuarta edición del Festival Internacional de Circo de su país celebrado en Zhuhai en noviembre pasado.

El hombre forzudo

De Argentina llega Revolution Gauchos, una singular suma de acrobacia y malabares elaborada en base al malambo, una danza tradicional del país que incluye la manipulación de boleadoras. Toda una novedad para el festival, como también lo será el número con patines acrobáticos del Duo Evolution. “Es la primera vez que incluimos un ejercicio de esta especialidad”, apunta Genís Matabosch, director del festival circense. Pero los artistas no van solo a exhibirse bajo la carpa sino también a competir por uno de los preciados galardones, el Elefant d’or, de plata o de bronce. Ese aspecto del espectáculo  “les obliga a estar bajo tensión y a dar el máximo”, resalta el director.

Para Matabosch todos los intérpretes tienen algo. Respecto al forzudo Tulga, finalista en ‘America’s Got Talent’, advierte: “Puedo asegurar que con él no hay truco porque todo el material, troncos de gran tamaño, lo hemos facilitado nosotros”. Tampoco dejará indiferente, avanza, la destreza del iraní Malhaz Annaev, con el látigo o los equilibrios en columna con el trapecio de la troupe vietnamita De Tru. Entre los payasos también el listón estará alto con fenómenos como el ruso Anatoly Okulov y el argentino Pietro Vicentini.

De Figueres a Girona

Tras años alojado en un polígono industrial de Figueres, en esta edición la carpa estrena nuevo espacio en el Camp de Mart de Girona, ciudad que desde hace años ha apostado por la cultura con muestras tan importantes como el Festival Temporada Alta, especializado en artes escénicas, y el Circ d’Hivern, que suma ya cuatro temporadas en la ciudad y en la última edición atrajo a más de 20.000 espectadores. “Queremos convertir Girona en la capital mundial del circo”, asegura Matabosch. De las 30.800 entradas puestas a la venta ya se han despachado 25.000, prueba del tirón de la muestra. El presupuesto del festival es de medio millón de euros de los cuales 120.000 son aportaciones públicas.

Temas: Girona Circo

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.