Ir a contenido

NUEVAS TENDENCIAS

Danza para experimentar en el Sâlmon

La sexta edición del festival, con una treintena de propuestas, apuesta por romper la cuarta pared para conecetar creadores y público

El Mercat acoge una inauguración masiva protagonizada por 100 barceloneses y Fabra i Coats monta una bacanal de baile con paella

Marta Cervera

Nostres, de Javiera Peón-Veiga, artista chilena.

Nostres, de Javiera Peón-Veiga, artista chilena.
Escena de Atlas, espectáculo participativo interpretado por 100 barceloneses.  

/

Una bacanal de danza con paella incluida en la fábrica de creación Fabra i Coats este sábado da una idea de por dónde irán los tiros en la sexta edición del festival Sâlmon. La muestra, del 8 al 25 de este mes, incluye una variada prgramación con una treintena de propuestas. Volviendo a la bacanal, la idea es crear comunidad en torno a la elaboración de una paella y, mientras preparan los arroces y hasta las once de la noche, el público podrá disfrutar del diálogo entre los diferentes artistas invitados como el colombiano Gerardo Rosero, bailarines residentes en el Graner y músicos que trabajan en Fabra i Coats.

Dar visibilidad a los procesos de creación es uno de los objetivos de esta bacanal con una docena de espectáculos gratuitos, que incluyen piezas como 'A vore', una reflexión sobre la identidad a partir de la jota y la música electrónica diseñada por Sònia Gómez y el grupo Astrio. Lo único que hay que pagar es la ración de paella, 5 euros.

Radiografía de Barcelona

La inauguración del Sâlmon este jueves, también de entrada gratuita en las dos funciones previstas jueves y viernes, dará protagonismo al público en el Mercat de les Flors. Cien barceloneses elegidos entre más de 300 voluntarios participan en 'Atlas', una 'performance' teatral participativa ideada por las portuguesas Ana Borralho y Joao Galante. "El espectáculo da voz a gente de todas las edades y perfiles. Son una radiografía de la sociedad, un atlas humano y un gran coro de voces. En cada lugar el resultado es diferente. En Barcelona el mensaje ha salido muy reivindicativo. Dejan notar su hartazgo de la política", explican. Su trabajo se inspira en el artista plástico Joseph Beuys, defensor de una revolución silenciosa del arte a través del individuo: "Cada hombre, un artista".

En la variada programación destacan espectáculos como el de la coreógrafa chilena Javiera Peón-Veiga, que debuta en España en el Mercat con 'Nosotres' (día 11), una obra sobre el concepto de trio, género e identidad. Allí también se exhibirán el resto de coproducciones de la muestra: 'O.V.N.I', del colectivo Big Bouncers, que investiga el miedo al otro y 'M-C. Las historias naturales', de El Conde de Torrefiel, un 'mix' que juega con una instalación y una 'road movie'. Muy distinta es 'Mnemosina'. Surge del descubrimiento mutuo de Patricia Caballero y Mònica Valenciano en La Poderosa en una edición anterior. Son creadoras de diferentes generaciones pero con mucho en común, como demuestra su trabajo sobre la memoria, el gesto y la inquietud creativa. 

Para todos los públicos

El Sâlmon propuestas muy diferentes, algunas con humor y música como 'El resistente y delicado hilo musical', de Amalia Herñández; y otras curiosas como 'De lo invisible y lo innombrable', de Javier Vaquero y Streejizz, e 'Indicaciones artificiales', de Carmelo Fernández. Y seguirá con presencia en otros espacios como la Sala Hiroshima, el Antic Teatre, la Fundació Joan Miró y el Macba.  También contará con propuestas familiares. 'Blink Flash Duncan', creación de Montse Roig, está pensada para público de 2 a 4 años (Graner, día 25), mientras que la sesión dance que propone Aimar Pérez Galí en 'Épica' (Mercat, días 15 y 16) para jóvenes marchosos es una reflexión sobre el feminismo llena de ritmo que se estrenó en el último Sónar.  También vuelve 'Y los huesos hablaron' (Mercat, día 17), donde Societat Doctor Alonso cuestiona el discurso oficial del silencio ante las víctimas de la guerra civil que quedan por desenterrar. Quienes quieran dejarse sorprender, pueden acudir al Graner donde Cris Blanco, donde presenta 'Pelucas en la niebla', un microconcierto con instrumentos de todo tipo desde castañuelas a sintetizadores.

Para la próxima edición, el Sâlmon aspira a mantener su apuesta por el I+D para seguir mutando tanto organizativa como conceptualmente. Empezó como un escaparate de artistas emergentes europeos y ha ido evolucionando. La última edición alcanzó un 83% de ocupación. "Este año cerramos otro ciclo. El gran reto para el próximo es convertirnos en un festival de ciudad, con nuevos agentes y nuevos contextos", afirma Cristina Alonso, responsable de la dirección artística junto a Elena Carmona. 

0 Comentarios
cargando