30 mar 2020

Ir a contenido

El nuevo sello Prometeu arranca con la edición de la brasileña Hilda Hilst

EFE

El nuevo sello Prometeu arranca con la edición de la obra "Del desig" de la autora brasileña Hilda Hilst, un libro hasta ahora inédito en catalán.

El editor Xavier Arola ha explicado hoy que la intención de Prometeu, que pertenece a la editorial de Vilanova El Cep i la Nansa, es "traer a la lengua catalana a autores y literatura de fuera inédita en catalán y de géneros minoritarios como la poesía, el teatro o el ensayo".

Al mismo tiempo, ha puntualizado Arola, el sello quiere "darle una personalidad fuerte a la traducción, que trascienda la literalidad y que tenga una marca propia, y eso se hace con una edición bilingüe, que permite contrastar la edición original y la traducida".

Asimismo, buscas "contextualización a través de un prólogo extenso, dando voz a los traductores a través de notas de traducción, complementadas con notas biobibliográficas del autor, que además toma un protagonismo especial en la portada".

En Prometeu aparecerán "autores que fueron disrruptivos en su momento, ya fuera desde un punto de vista literario como vitalmente".

El sello publicará cuatro o cinco títulos por año, y tras la obra de Hilda Hilst editará "Deliri d'amor", de Alda Merini, con traducción de Meritxell Cucurella-Jorba; "Si poc cobrem, res pagarem!", de Dario Fo, traducido por Marta García Puig, así como un volumen con todo el teatro de Natalia Ginzburg

"Del desig" es un libro formado por siete, concebido como "una ruta literaria completa a través de la poesía de Hilda Hilst, que marca un tránsito místico desde la pasión del cuerpo y la ausencia del 'otro', como vías hacia la plenitud cósmica, y que profundiza en temas como el amor, el deseo, la muerte, la finitud, la religión o la trascendencia".

Esta edición bilingüe de Hilst ha sido traducida a cuatro manos por Josep Domènech Ponsatí y Joana Castells Savall, y el prólogo es obra de la profesora Helena González, que reivindica que "tras el reconocimiento de Clarice Lispector como una clásica popular, ahora le toca el turno a Hilda Hilst y a su misticismo y obscenidad literarios.

Según ha dicho Helena González, "Hilst fue una escritora singular, que siempre estuvo rodeada por tres prejuicios: ser una poeta con un cuerpo bonito y sexualidad libre, su hermetismo y la obscenidad presente en su obra".

Hilst tenía "conciencia del presente" y quería ser una poetisa leída, y se quejaba de que la veían como una "autora hermética". Fue entonces cuando, apunta González, decidió "escribir literatura pornográfica, en la que no hay solo provocación sino también reflexión".

La Fiesta Literaria Internacional de Paraty (Brasil) estará dedicada este año a Hilda Hilst, una decisión que su director, Mauro Munhoz, justifica por que "su obra extrapola fronteras: Igual que otros poetas brasileños, leyó a Drummond, Bandeira y Cabral, pero también a Fernando Pessoa, al francés Saint-John Perse y al alemán Rainer Maria Rilke".

El resultado es una literatura innovadora desde el punto de vista del lenguaje que ejerce, por ejemplo, una fuerte influencia en la escena de la dramaturgia brasileña actual, añade Munhoz.

Coincidiendo con la Feria, Arola ha anunciado que proyectan publicar en el segundo semestre un segundo libro de Hilst.