Ir a contenido

Actrices, actores y representantes políticos se suman a la reivindicación feminista

Patinazo machista de Arturo Valls: "Creo que no es una noche para reivindicar"

EL PERIÓDICO

PREMIOS GOYA 2018. Carla Simón recibe el Goya a la mejor dirección novel por Estiu 1993.

PREMIOS GOYA 2018. Carla Simón recibe el Goya a la mejor dirección novel por Estiu 1993. / JUAN MANUEL PRATS

La noche del cine español celebra las reivindicaciones feministas de las mujeres con abanicos de color rojo donde se piden"#MASMUJERES" en las películas y zapatos planos contra "la tiranía de los tacones", que lucen actrices como Maribel Verdú, Leticia Dolera e Itziar Castro.

Leticia Dolera, Itziar Castro y Maribel Verdú /

Han  sido Penélope Cruz, Isabel Coixet y Carla Simón las primeras en la alfombra roja que han accedido a ser fotografiadas con los abanicos.Los políticos Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Alberto Garzón también los han lucico con posteriorida lucieron los abanicos rojos. 

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez / JUAN MANUEL PRATS

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, así como presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se han abstenido de posar con este complemento. Tampoco lo han hecho la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes ni la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

Iglesias, con esmoquin

Por su parte, Iglesias, que ha acudido con Pablo Echenique, ha repetido esmoquin, al igual que Rivera y Méndez de Vigo. En cuanto a las políticas, Carmena ha ido de marrón, Cifuentes de rojo y Montserrat de negro.  Se han visto tambien más esmóquines entre las mujeres.

"Los abanicos son una manera fácil y directa de decir que hacen falta más mujeres en los puestos de mando", ha dicho Coixet, que no solo lució uno, sino que los ha repartido entre los invitados. "Es una injusticia histórica que mereche reparación", ha afirmado el nominado Paco Plaza

La gala "de las mujeres" ha comenzado con un discurso de Ernesto Sevilla. "Hay que reivindicar el papel de la mujer, por eso la presento yo, ha dicho con humor. Pocos minutos después, cuando Joaquín Reyes, el otro conductor, se ha paseado por el patio de butacas hablando con algunos asistentes, Leticia Dolera, una de las caras más visibles de la movilización feminista del cine español, ha definido la gala como "un campo de nabos feminista precioso".

El discurso de Simón

"Nosotras somos la otra mitad, la mitad del mundo", ha dicho la actriz cuando ha subido al escenario a entregar el Goya a Mejor Dirección Novel, que ha recaído sobre Carla Simón.  La directora catalana ha dedicado su premio a sus padres biológicos y a los afectados por VIH". Ha terminado su discurso con un contundente "y por supuesto, más mujeres haciendo cine". 

La noche reivindicativa también ha contado con algunas voces discrepantes, entre ellas la del presentador de televisión Arturo Valls, que ha dicho  al llegar a la alfombra roja: “Me gustaríoa hablar de las películas, de los actores, del trabajo de los actores, quizá de lo que cuesa producir una película hoy en España  pero no marear con otros termas, porque al final se desvirtúan un poco los mensajes y los discursos. Creo que hay otros sitios para reivindicar ese tipo de cosas".

0 Comentarios
cargando