Ir a contenido

CONCIERTO

Yuja Wang, la pianista más sexi, vuelve al Auditori

En su nueva visita actuará con la Chamber Orchestra of Europe en un concierto con obras de Beethoven y Chopin

Marta Cervera

Yuja Wang, pianista.

Yuja Wang, pianista.

La pianista china Yuja Wang regresa al Auditori este sábado, en esta ocasión junto a la Chamber Orchestra of Europe, embajadora cultural de la Unión Europea. La formación ya había trabajado anteriormente con la famosa intérprete, que se ha dado a conocer tanto por su expresividad y talento al piano como por los atrevidos modelitos a la última y los zapatos de estilizado tacón con los que sale a escena.

En esta ocasión, interpretará un variado programa. Incluye el 'Concierto núm. 1' de Beethoven, pasajes de 'Sueño de una noche de verano' y la obertura de 'Die Schöne Melusine' de Mendelssohn y el  'andante spianato' y la 'Gran polonesa' de Chopin. Será el último concierto de su gira española. 

A Wang, que acabó el año con una serie de conciertos junto al violinista Leonidas Kavakos, ha empezado el 2018 como intérprete al frente de la Chamber Orchestra of Europe, una formación con la que tocó por primera vez a las órdenes del añorado Claudio Abbado. 

Joven madurez 

Wang, que está a punto de cumplir 31 años, ha madurado desde su debut en el Catalunya en el 2012, cuando deslumbró con un recital en el Palau de la Música con obras de Rachmaninov, Scriabin, Brahms y varias piezas de compositores españoles. Su objetivo es seguir creciendo, como siempre, sin obsesionarse pero sin dejar de asumir nuevos retos.

Admiradora de grandes pianistas europeos como como Kissin, Kempff, Schnabel, Horowitz y Maurizio Pollini, Yuja se ha ganado el respeto de la crítica y el público más exigentes. También el de sus colegas más veteranos, ya sean directores como Rattle, Gergiev, Tilson Thomas y Dudamel, así como pianistas de primera fila como Martha Argerich. Yuja, con solo 21 años, fue requerida para sustituirla tras una cancelación con la Boston Symphony y superó todaslas expectativas. Desde entonces, no ha dejado de impresionar a melómanos entre los cuales hay una muchos jóvenes atraídos tanto por su increíble técnica y claridad musical como por su magnetismo y burbujeante personalidad.  

Ella dejó su China natal a los 14 años para seguir sus estudios musicales en Canadá primero y Estados Unidos, después, donde también estudió Lang Lang, otro famoso fenómeno del piano de origen chino a quien sustituyó en noviembre en una serie de conciertos con la Filarmónica de Berlín en China. La globalización también es inevitable en la clásica.  

0 Comentarios
cargando