Ir a contenido

foto de nominados

Los Gaudí del 155

La gala de los décimos premios del cine catalán reflejará "la complejidad de la situación" política

El Periódico

Foto de familia de los nominados a los X Premios Gaudí

Foto de familia de los nominados a los X Premios Gaudí / ADRIANA DOMÍNGUEZ

A la misma hora en la que el Parlament de Catalunya intentaba enfilar el camino de la recuperación de la normalidad e iniciaba una nueva legislatura en un pleno convocado desde la Moncloa por Mariano Rajoy,  los nominados a los X Premis Gaudí se hacían la tradicional foto de familia antes de la celebración de la fiesta anual del cine catalán. Los galardones de la Acadèmia del Cinema Català se entregarán el domingo 28 de enero en una gala que tendrá lugar en el Auditori del Fòrum de Barcelona. Una ceremonia en la que no habrá  ni 'president' de la Generalitat ni 'conseller' de Cultura, depuestos ambos después de la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Las últimas dos personas que ostentaban estos cargos, Carles Puigdemont y Lluís Puig, ahora diputados electos, se encuentran en Bruselas pendientes de su situación judicial.  

Durante el acto de este miércoles, la presidenta de la Acadèmia del Cinema Català, Isona Passola, se ha referido a la "compleja situación" en la que se encuentra Catalunya en el ámbito cultural y político. "Será una gala en la que saldrá todo", ha anunciado la productora, que ha vaticinado que habrá discursos críticos políticamente y un guion que "no será revanchista sino muy emocional y potente". A la décima fiesta del cine catalán, que se anuncia reivindicativa y cargada de ironía, llegan cuatro películas como grandes favoritas: 'Incerta Glòria', de Agustí Villaronga, con 16 nominaciones; la ópera prima de Carla Simón, 'Estiu 1993', candidata a 14 premios; 'La librería', obra de Isabel Coixet, nominada en 12 categorías, y 'Tierra firme', de Carlos Marqués-Marcet, con 11 candidaturas. 

Gala reivindicativa

"Pese a no tener 'conseller', honraremos la lucha para que nuestro cine se conozca y se normalice", ha asegurado Passola, que ha apuntado que en los discursos no faltarán las críticas a la anulación del impuesto a las operadoras con fines audiovisuales (que el PP envió al Tribunal Constitucional), y las referencias a la grave situación financiera de TV-3, "el gran motor del cine catalán", derivada de la reclamación por parte de Hacienda del IVA de las subvenciones. "Un país que no tiene un audiovisual potente no es un país", ha sentenciado la directora de la Acadèmia.

A la denuncia de Passola se ha sumado, entre otros, Carlos Marqués-Marcet, director de 'Tierra firme', uno de los filmes favoritos en la décima edición de los Gaudí después de haber obtenido el Premi Sant Jordi a la mejor película española del año. El cineasta ha lamentado el futuro del cine catalán se vea "comprometido" por la "delicada" situación de TV-3. "Hay un peligro muy grande en el ecosistema actual para que pueda continuar existiendo", ha alertado Marqués-Marcet.

La traducción de todo esto, el domingo 28 de enero, en una gala dirigida por Lluís Danés y conducida por el actor (y nominado) David Verdaguer. 

0 Comentarios
cargando