Ir a contenido

ESTRENO EN BCN

La violencia de 'Blasted' estalla en el TNC

Alìcia Gorina dirige la primera producción catalana de una polémica obra de Sarah Kane, con Pere Arquillué, Blai Juanet y Marta Ossó

Marta Cervera

Marta Ossó y Pere Arquillué en una escena de Blasted.

Marta Ossó y Pere Arquillué en una escena de Blasted. / FELIPE MENA

La primera producción catalana de 'Blasted (Rebentats)', una dura y polémica obra de Sarah Kane (1971-1999), sube a escena en el TNC dirigida por Alícia Gorina tras su breve paso por Temporada Alta. Pere Arquillué, Marta Ossó y Blai Juanet interpretan esta obra. "Es increíble que nunca se haya estrenado oficialmente en Catalunya", destaca la directora. "Es un texto estratosférico, uno de los más importantes del siglo XX y XXI", añade Arquillué.

Gorina es es una devota de esta pieza que Kane escribió con 23 años. "Para mí, pese a ser teatro contemporáneo, 'Blasted' es un clásico que está en el origen del teatro no naturalista que yo hago". 

Su estreno en 1995 fue considerado un escándalo por los cronistas, que calificaron la obra de pornográfica. La crudeza y violencia del montaje fue aplaudida en cambio por dramaturgos reconocidos como Harold Pinter, Edward Bond y Caryl Churchill. Todos ellos defendieron la validez de un texto valiente que marcó un antes y un después en la dramaturgia británica. Kane fue una destacada representante del teatro 'in yer face', que provocó sonadas polémicas por la extrema violencia, el lenguaje explícito y la inversión de las reglas convencionales de la dramaturgia. La autora, que acabó suicidándose a los 28 años, publicó cuatro textos más: 'Phaedra’s love' (1996), 'Cleansed' (1997), 'Crave' (1998) y '4.48 Psychosis' (1999). El TNC, que este año ya ha impulsado la publicación de la obra completa de Lluïsa Cunillé, hará lo mismo con el teatro de Kane traducido al catalán.

Violencia sin filtro

La violencia -desde la dialéctica y la psicológica hasta la más brutal-, el amor y la toma de conciencia de la conexión existente entre conflictos aparentemente lejanos y la acomodada sociedad occidental figuran entre los temas centrales de 'Blasted'.  "Es una obra incómoda tanto para el espectador como para los actores. Kane buscaba impactar con su teatro a través de experiencias y emociones fuertes".

Un terrible suceso ocurrido en la guerra de Bosnia influyó en la creación del texto. "Para Kane, lo que ocurre en una relación de pareja que acaba en violación es un reflejo de la violencia a escala mundial. Esa violencia en el hogar sería la semilla de lo que ocurre en la guerra, que sería el árbol."

'Blasted' consta de dos partes. La primera, más naturalista, muestra la relación entre Ian, un periodista bocazas de mediana edad (Pere Arquillué), y Cate (Marta Ossó), una chica mucho más joven con quien se ha reunido en la habitación de un hotel de lujo. Pero lo que tenía que ser un encuentro erótico-festivo, o al menos eso pretendía él, acaba de forma humillante para ella. "Es la historia del pez grande que se come al pez pequeño", señala Ossó.

En la segunda parte, la obra abandona el naturalismo y se transforma en una pesadilla donde desaparece la unidad de acción, tiempo y espacio. La guerra penetra en la obra a través de la figura de un soldado (Blai Juanet), un hombre que ha visto lo peor del ser humano. Ian lo experimentará en carne propia. "En realidad esta es la parte más poética y abstracta cambió la dramaturgia británica pero en su momento los críticos no lo entendieron. No vieron el contenido profundo de la obra y se la cargaron", recuerda Gorina.   

Arquillué y sus compañeros de reparto se enfrentan a un enorme reto.  "Los tres personajes son brutales, bestiales y exigen un gran esfuerzo físico", reconoció el popular actor, encantado de trabajar con gente de una generación más joven, con otra energía e ideas. "Se necesita una gran complicidad para sacar adelante esta obra tan dura. Y la tenemos porque entre todos hemos acabado formando una pequeña familia".

La autora no hizo ninguna referencia directa a la guerra de Bosnia en el texto aunque unas terribles imágenes del conflicto influyeron en la escritura de la 'Blasted'. 

0 Comentarios
cargando