Ir a contenido

EL POP DEL SIGLO XXI

El año de C. Tangana, el nuevo rey de una nueva música

El autor del superéxito 'Mala mujer' ha alcanzado en este 2017 la cima de los sonidos urbanos españoles

Luis Troquel

C. Tangana, en una imagen promocional

C. Tangana, en una imagen promocional

La escena española de música urbana ya no es algo marginal. Este último año ha dado un paso de gigante y nadie la ha llevado tan lejos como C. Tangana. El rey de una corriente que parecía fluir solo en manantiales subterráneos y que hoy asalta también los grandes medios de comunicación. Del hip-hop, en el que llevaba toda una década militando, a una nueva concepción de pop; con mucho de reggaetón, dancehall, trap y r’n’b. 'Mala mujer' se coló en la liga de las grandes canciones del verano y su disco 'Ídolo' ha desbancado en las listas de 'streaming' a cualquier vaca sagrada.

A punto de estrenarse el último verano, este madrileño de 27 años se marcaba una insólita carambola: actuar en el Primavera Sound y en el Sónar al tiempo que entraba por la puerta grande en todopoderosas radiofórmulas. "Yo creo que se puede hacer una música lo suficientemente original para que la vanguardia esté interesada en ti y al mismo tiempo la pueda consumir el público mayoritario", asegura C. Tangana.

Entrar también en una multinacional no significaba dejar de hacer las cosas a su manera. A pesar del sustancioso contrato, impuso su empeño de renunciar al formato físico y publicar el disco solo en digital. "Quería dar un paso hacia adelante: que tanto la línea artística como el mercado en que nos movemos fuesen de futuro. Y el 'streaming' es el futuro de la música".

'Ídolo' conceptual

Sin embargo, en un estilo musical regido por los singles, apuesta por un álbum conceptual en el que nunca sabes dónde empieza y termina la ironía. Desde su propio título. "Habla de la creación de un ídolo moderno, de la parte oscura que todo ello conlleva". De la misma manera, tampoco hay una línea clara que separe a C. Tangana de Antón Álvarez Alfaro (su nombre real). "Yo soy un tipo de artista que se interpreta a sí mismo, pero C. Tangana es solo una parte de mí. No soy solo eso, ni soy eso todo el rato".

En una escena en la que todo son 'featurings'’ y colaboraciones rompe también esquemas al ser la única voz del disco. "Al ser un repertorio obsesivo, centrado en una sola idea, era importante que fuese yo la única voz; aunque eso no quita hacer posteriores remixes". Como una versión de 'Mala mujer' de calibre internacional con Farruko y French Montana. O aventuras al margen de este disco como la recién publicada 'Guerrera', junto a Dellafuente en pro de la mujer empoderada.

Pero antes de tan triunfal 2017, dos decisiones le cambiaron la vida. "Una de ellas hacer música de baile. Ya con Alizzz (su más asiduo productor) llevábamos tiempo intentándolo hasta que dimos con la forma en la canción 'Antes de morirme'. Hito viral en el que participaba la joven cantaora que hoy está en boca de todos, Rosalía, y preludio de tan exitosa transformación. "La otra decisión fue asumir que en España para vivir de la música no solo tienes que hacerla, has de convertirte en figura musical. No hay circuito suficiente para trabajar desde cierto anonimato".

Aquel rapero adolescente que en sus inicios se hacía llamar Crema, afronta hoy lo puramente crematístico como algo artístico. "La exposición pública es parte de mi trabajo y la tomo como una 'performance': cada entrevista, cada aparición, cada tuit… Cuando hago una estrategia de publicidad despierta en sí misma interés entre mi público; porque sabe que es otra forma de creatividad. Yo creo que la gente ha entendido que mi arte no es solo mi música. Mi arte es también esta gran 'performance'". 

Temas: Música

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.