Ir a contenido

concierto de la obc

El Auditori vibra con Lloyd Webber

La OBC, junto a varias corales y cantantes del West End de Londres, seduce interpretando populares piezas de los musicales del autor

César López Rosell

Final del concierto de la OBC dedicado a Andrew Lloyd Webber, con el director Alfonso Casado (en el centro) y los cuatro solistas saludando. 

Final del concierto de la OBC dedicado a Andrew Lloyd Webber, con el director Alfonso Casado (en el centro) y los cuatro solistas saludando.  / MAY ZIRCUS

Las más populares canciones de los musicales compuestos por Andrew Lloyd Webber (Londres, 1948) sacudieron la noche del viernes el Auditori. La OBC, dirigida con nervio por Alfonso Casado, brilló de nuevo en este registro en compañía de la Coral Sant Jordi, el Cor Ciutat de Tarragona y los infantiles L'Esquitx, L'Espurna y Els Petits Martinencs. La sinfónica interpretó fragmentos de las obras del célebre compositor y respaldó la actuación de cuatro destacados cantantes procedentes del West End londinense. Joanna Ampil, Celinde Schoenmaker, John Owen-Jones y el argentino Gerónimo Rauch (muy conocidos en España por sus éxitos en  'Jesucristo Superstar', 'Chicago' y 'Los Miserables')  llevaron el peso vocal interpretativo de la propuesta.

El programa 'Una nit a Broadway' conquistó al público desde el inicio. No podía ser de otro modo por la universalidad de las piezas interpretadas. Pasión, emoción y fantasía emergen por medio de las bellísimas baladas ofrecidas que agitan los sentimientos humanos más profundos. Esto sucedió en el recinto de la calle de Lepant con, por ejemplo, las piezas de 'El fantasma de la ópera', obra que, según recordó el director sevillano que está haciendo carrera en el Reino Unido,  se ha mantenido 30 años en cartel. Casado no solo fue la batuta de la sesión sino que, además, explicó con sentido didáctico cada una de las piezas ofrecidas.

Gran altura melódica

'Jesucristo Superstar', la ópera-rock que sacudió las estructuras del espectáculo musical en su tiempo, abrió una velada de gran altura melódica con la recreación, con guitarra eléctrica incluida, de la obertura en la que también participaron los coros y el cuarteto de solistas. El desfile de grandes éxitos ya no se detuvo.  'Unexpected song' de 'Song and Dance', desgranado por la voz de bella dicción de Ampil, siguió antes de llegar a ‘Wishing you were somehow here again’, tema del citado 'El fantasma de la ópera' recreado con calidez y sentido dramático por Schoenmaker.

Esta obra se convirtió en uno de los ejes del programa, ya que se ofrecieron tres temas más en la segunda parte, entre ellos 'Masquerade' y el aria final del fantasma: 'The music of the night', desplegado con fuerza y expresividad por Owen-Jones. No faltó a la cita 'Lover never dies', secuela del anterior musical que dio oportunidad de lucimiento a la orquesta y, en otras dos piezas, a Rauch y Schoenmaker. Fue impactante por su sensibilidad la actuación de Ampil en el 'hit' 'Memory' de 'Cats' y extremadamente conmovedor el canto de  Rauch expresando el sufrimiento de Cristo en 'Gethsemane'.

El 'Réquiem por Evita', con orquesta y corales, y sobre todo el explosivo himno de despedida de 'Don’t cry for me Argentina', otra vez con la atractiva Schoenmaker en escena, recogieron muchos aplausos.  La música del filme de Billy Wilder, 'Sunset Boulevard', con el existencial recuerdo de la actriz Norma Desmond, puso la nota de cine con tres piezas. Un tema de 'Aspects of love' y el cierre con 'Any dream will do', con las corales infantiles incorporadas y los cuatro solistas sobre el escenario, completaron la segunda cita del ciclo de cine y música de la OBC que tan buena acogida está teniendo.