Ir a contenido

MIRADOR

Un bebé durmiendo

Chupetes de confianza

Albert Espinosa

Tengo un amigo al que le explicaron un truco para que el bebé no llorara por las noches y además creciera con confianza y seguridad

Artículo 566. Tengo un amigo que acaba de tener un bebé. Hace unos meses quedé con él y su cansancio se contagiaba. Me relató sus anécdotas de estos primeros seis meses siendo tres, pero sobre todo me hablaba de que todo el mundo le daba consejos sobre cómo conseguir que durmiera y que no llorara el bebé.

Por su cara, nada estaba funcionando y sobre todo se le veía en el rostro que tanto consejo le estaba agobiando.

Hace poco volví a quedar con él y esta vez estaba feliz. Me contó que por fin le habían explicado un truco que había funcionado. Resulta que alguien le recomendó… Casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana.

Tercer puesto: 'Casas ecológicas' (Betevé). Documentales impresionantes sobre casas que buscan una eficiencia y que reflejan a la perfección la personalidad de sus propietarios.

Segundo lugar: 'Una bolsa de canicas', escrita y dirigida por Christian Duguay. Sensacional película sobre la fortaleza de la infancia y la lucha en busca de la identidad que marcará tu vida.

Primera posición: 'Sherlock Homes. Las novelas', de Sir Arthur Conan Doyle (Akal). Un bello libro que te hará soñar con todas sus grandes novelas y con una presentación llena de personalidad propia.

Y lo que le explicaron fue un truco para que el bebé no llorara por las noches y además creciera con confianza y seguridad. Y es que resulta que el bebé cada vez que perdía el chupete en la cuna lloraba, así que una amiga psicóloga le recomendó dejar cinco chupetes esparcidos aleatoriamente por la cuna cada noche. Así, cuando el bebé se despertara y se le cayera de la boca el que llevaba, buscaría por la cuna con la mano y cuando lo encontrara entraría en una felicidad total debido a la confianza de su acierto.

Jamás lo había pensando, esparcir chupetes para tener confianza. Quizás la base de la felicidad es esa, saber que siempre tendrás un chupete cerca porque alguien lo esparció aleatoriamente. ¡Feliz domingo!  

0 Comentarios
cargando