Ir a contenido

FUTURO ESPACIO DE ARQUITECTURA

El 'no' de las artes visuales al nuevo cambio del Arts Santa Mònica

La 'conselleria' de Cultura cierra el centro el fin de semana ante la amenaza de ocupación del sector

Natàlia Farré

Miembros de la PACC y del sector de las artes visuales reivindicando el Arts Santa Mònica, ayer. 

Miembros de la PACC y del sector de las artes visuales reivindicando el Arts Santa Mònica, ayer.  / JOAN PUIG

"Por razones organizativas este centro  permanecerá cerrado el día de hoy".  Con este comunicado descubrieron ayer los trabajadores del Arts Santa Mònica que el espacio no abriría sus puertas durante la jornada. Director, Jaume Reus, incluido. Para los visitantes, nada, cero información. El motivo de tan repentino cierre es la enésima reconversión del espacio. A partir de enero pasará a ser un centro dedicado a la arquitectura. Un cambio no consensuado con el sector de las artes visuales, y un cambio que los artistas no comparten. 

Así que la Plataforma Assembleària d’Artistes de Catalunya (PAAC) y las Assemblees d’estudiants d’art decidieron hacer una ocupación "simbólica y lúdica" para reivindicar el uso del Arts Santa Mònica, explica Nora Ancarola, miembro de la plataforma. Se trataba de  hacer talleres e incluso una paella. Algo tan "ingenuo" que incluso se discutió si 'ocupació' debía presentarse escrito con 'k' o con 'c'.

Cambio de estrategia

La Direcció General de Cooperació Cultural, y su responsable Quim Torrent, no lo vieron así y apostaron por cerrar el espacio hasta el lunes. Sin avisar. "En lugar de llamarme y preguntarme cómo lo veía, llamaron a los mossos" para tomar la decisión, explica Reus, en el cargo hasta el 31 de diciembre. Él "apoya la iniciativa" ya que era una "ocupación para expresar el malestar ante una política errónea de la conslleria.  Una ocupación pacífica, legítima y sin peligrosidad", afirma. "Razones de seguridad" es lo que alega la Dirección General para echar el cerrojo.

El objetivo de la PAAC es evitar el cambio de rumbo hacia la arquitectura y "mantener el Arts Santa Mònica como centro pluridisciplinar  con raíces en todo el territorio", apunta Ancarola. La opción, por parte de la conselleria, de potenciar para ello el municipal Fabra i Coats no es aceptable: "Tiene otra función y no son intercambiables. Barcelona necesita la Fabra i Coats,  el Arts Santa Mònica, el Macba, la Capella y más cosas", sostiene Ancarola.  La imposibilidad de ocupar el centro ha hecho cambiar de estrategia a la PAAC que ha habilitado una aplicación en su página web para recoger firmas. A finales, de diciembre se las llevarán al conseller que salga de las elecciones del 21-D.