CRÓNICA DE MÚSICA

Brindis a De los Ángeles de Irène Theorin

La soprano sueca emocionó en la clausura del Life Victoria, en la que homenajeó a la diva catalana luciendo la capa de su debut en Bayreuth con 'Tannhäuser'

Irène Theorin y Magnus Svensson, en el Paraninfo de la UB

Irène Theorin y Magnus Svensson, en el Paraninfo de la UB / ELISENDA CANALS I SOLLA

2
Se lee en minutos
César López Rosell
César López Rosell

Periodista

ver +

Iréne Theorin le sobran facultades como para, entre función y función del agotador ‘Tristán e Isolda’‘Tristán e Isolda’, enfrentarse a un recital benéfico encabezado por los ‘Wesendonck lieder’ precisamente de Richard Wagner. Un regalo de lujo de la cantante a la Fundació Victoria de los Ángeles, ya que renunció a su caché para actuar en la cita de clausura del festival Life Victoria en el abarrotado Paraninfo de la Universitat de Barcelona.

Era el espacio propicio para que la referencial soprano dramática diera una clase  de interpretación del lied, un género al que demostró adaptarse a la perfección. Y también el marco para homenajear a la diva catalana desaparecida, ya que el edificio histórico fue su casa durante los años que su padre era bedel del mismo. Por eso en una de sus tres propinas Theorin, impecablemente acompañada al piano por Magnus Svensson, emocionó a la sala cuando apareció con la capa amarilla que De los Ángeles utilizó en su debut en Bayreuth en 1961 con ‘Tannhäuser’, dirigida escénicamente por Wieland Wagner. La intérprete, después de pronunciar unas palabras de recuerdo a la artista catalana, deslumbró con la recreación del aria de Elisabeth ‘Dich, Teure halle!’

Problemas de acústica superados

Noticias relacionadas

Este era uno de los roles, junto al de Elsa, que Victoria interpretaba magistralmente de esta ópera wagneriana, y el brindis de Theorin tuvo todo el sentido que la ocasión requería. Lacantante barcelonesa decía que el Paraninfo era como la sala de ‘Tannhäusser’ y la atmosférica voz de la soprano sueca, aunque con diferente registro, llenó el ambiente del espíritu de esta obra que muestra la pugna entre el amor sagrado y el profano tan bien representada en esta aria, expuesta con sensibilidad y abrumadores agudos. Pero Theorin mostró también  frescura al enfrentarse a los ‘lieder’ que Wagner compuso partiendo de los cinco poemas de Mathilde Wesendonck cuando estaba enamorado de ella y dos de los cuales, ‘Im Triebhaus’ y ‘Träume’, sirvieron de bocetos para escenas del segundo y tercer acto de ‘Tristán e Isolda’. La cantante superó con facilidad los problemas de la acústica del espacio mostrando una gran autoridad en el desarrollo del lirismo de estos temas rematados por el clima de ensoñación del último. Lo propio sucedió con su versión de los ‘Lieder der mignon’, de Hugo Wolf sobre textos de Goethe, y con la aplaudida selección de cuatro románticas canciones de Jean Sibelius.

La actuación de Theorin puso el  broche de oro al tramo final de la quinta edición de una muestra liederistica, que tuve el precedente el lunes de la aclamada presencia de Benjamin Appl, un barítono que canta con gran naturalidad, de gran atractivo físico y un timbre potente y cálido que sabe proyectar las frases como si las declamara. Un valor de enorme futuro  que ha figurado entre las 11 citas destacadas. El festival ha alcanzado una ocupación del 90% y el incremento del 30% en la venta de entradas demuestra la consolidación de una oferta que había tenido grandes dificultades de asentarse en Barcelona. El anuncio de la presencia del gran barítono británico Christopher Maltman, acompañado al piano por Malcom Martineau, el 20 de noviembre del 2018, demuestra la ambición del proyecto que lideran Helena Mora, presidenta de la fundación, y Marc Busquets como coordinador artístico. Felicidades.

Temas

Ópera