Ir a contenido

ESTRENO EN TEMPORDA ALTA

El horror del siglo XX sube a escena

'Medusa' pasa de la novela al teatro, adaptada por Pablo Ley, convertida en una experiencia sensorial a cuatro voces

Marta Cervera

Pepo Blasco, en una escena de Medusa.

Pepo Blasco, en una escena de Medusa. / ANNA MIRALLES

'Medusa', desasosegante novela de Ricardo Menéndez Salmón, fabula la historia del un polifacetico fotógrafo obsesionado con la crueldad y la invisibilidad. Con su cámara Prohaska dejó constancia de lo peor del ser humano retratando desde los campos de exterminio nazis, las cosecuencias de la bomba atómica de Hiroshima y de las dictaduras latinoamericanas de los años 50. Convertida en montaje teatral por La Virgueria, adaptada por Pablo Ley, la obra sube a escena este viernes en El Canal, dentro del festival Temporada Alta, antes de recalar en la Sala Tallers del TNC del 20 al 23 des este mes.

La obra es una reflexión sobre el papel del arte en la sociedad. ¿Se puede vivir sin ideología? ¿Se puede mirar sin impunidad? ¿Puede uno no implicarse en los acontecimientos históricos?  

"Queremos convertir en una experiencia sensorial ese recorrido que abarca de 1914 hasta la actualidad, un siglo de conflictos perpetuo", explica Aleix Fauró, codirector del montaje junto a Isis Martín, que también actúa en él con Patrícia Bargalló, Sergi Torrecilla y Pepo Blasco

La Virgueria investiga nuevos lenguajes en 'Medusa'. Todo el equipo ha aportado algo para desarrollar una dramaturgia escénica singular. "El texto es un poema. No hay diálogos, escenas, objetivos de personaje ni conflictos pero, pese a ello, ves que hay una conversación. No es un monólogo", dice Bargalló. La música en directo, las proyecciones y los objetos también juegan un papel importante en una puesta en escena concebida como un diálogo a cuatro voces.

0 Comentarios
cargando