ESTRENO EN EL BORRÀS

Concha Velasco: "No quiero operarme de estética. ¡Quiero ser mayor!"

La camaleónica actriz de casi 78 años regresa a Barcelona con 'Reina Juana', un potente monólogo que reivindica una mujer incomprendida y rebelde

Concha Velasco.

Concha Velasco. / EFE / J. J. GUILLÉN

Se lee en minutos

Concha Velasco Concha Velasco(Valladolid, 1939) regresa a Barcelona con 'Reina Juana', de Ernesto Caballero, un 'tour de force' escénico que representa en el Teatre Borràs. Dirigida por Gerardo Vera, la veterana actriz que se ha enfrentado a grandes personajes como Teresa de Jesús, descubre en la reina Juana I de Castilla, conocida popularmente como Juana la loca, a una mujer incomprendida, rebelde y poliédrica. 

Lleva más de un año y medio con este exigente monólogo. ¿No se cansa? Aunque es muy difícil y duro morir cada día en escena, 'Reina Juana' es también muy gratificante. Cuesta porque es un trabajo muy serio. No es fácil emocionar al público y dejarle con el alma encogida.

¿Establece algún tipo de paralelismo entre usted y el personaje? No. Hace muchos años cuando hice 'Abelardo y Eloísa' yo trataba de buscar paralelismos personales en la pobre Eloísa, obligada a ser monja sin creer en ello al estar enamorada de Abelardo. Y un día Don José Tamayo me dijo: "Usted no puede buscar paralelismos personales con el personaje. Usted tiene que vivirlo, sufrir con él y llorar por lo que siente el personaje en cada momento". He tenido buenos maestros, Tamayo fue uno de ellos.

¿Cuánto de Concha Velasco hay en 'Reina Juana'? Las emociones están ahí y salen. A esta mujer le quitaron los hijos nada más nacer y ellos acabaron odiándola porque consideraban que ella, como estaba loca, los había abandonado. Pero ella ni estaba loca ni los abandonó. Juana es una mujer tan maltratada por la historia y por su familia que si tuviéramos que buscar paralelismos con hoy en día, sería la abanderada de la lucha contra el maltrato físico, psicológico y moral.  

"La reina Juana de Castilla sería hoy abanderada de la lucha contra el maltrato físico, psicológico y moral"

¿Compagina el teatro con otros proyectos? En estos momentos solo con 'Cine de barrio', un programa que es como un relax porque me lo paso muy bien presentándolo. Siempre lo grabo porque los sábados suelo tener dos funciones. 

Y al principio lo compaginó con la serie 'Las chicas del cable'. He hecho dos temporadas con un personaje episódico mientras representaba 'Reina Juana'. Hubo momentos en los que estaba extenuada. La segunda temporada se estrenará en diciembre y no sé si habrá una tercera. Mi personaje en la serie también era tremendo, por eso ahora lo que necesito es un poquito de diversión. En este momento, eso me lo da 'Cine de barrio'.

¿Cuál es su secreto para aguantar este ritmo? Siempre ha sido así, desde que era niña. Empecé como bailarina de ballet clásico. Después hice revista, comedias musicales, programas musicales en televisión, dramáticos... Siempre he trabajado y no he parado. Ahora lo último es que Disney y Tesauro quieren contar mi vida en una serie de ficción. Me han mandado el primer guion y es maravilloso. Ojalá se puedan hacer estos 12 capítulos. Se han escrito biografías pero en realidad hay muchas cosas mías que nunca he querido contar. Ya he aprobado un primer capítulo que han mandado desde Los Ángeles.  

¿Se considera afortunada? Solo en parte, porque la suerte hay que trabajarla. La suerte no es que te toque la lotería sino saber aprovechar las oportunidades. Yo, como adoro este trabajo, siempre estoy al quite. Y mi plan es seguir trabajando. No me quiero operar de estética ¡Quiero ser mayor! Mientras me funcione bien la cabeza, seguiré actuando hasta que me muera. 

Pronto cumplirá 78. ¿Con los años celebra más o menos su aniversario? ¡Yo lo celebro todo! Entiendo a quien se quita años pero yo estoy encantada de cumplirlos porque significa que estoy viva. Nunca me he quitado edad, más bien al contrario. A veces me he añadido algunos años porque así la gente me decía lo bien que estaba [ríe].

"No voy a hablar del conflicto de Catalunya. He pasado la mitad de mi vida trabajando en Barcelona. Creo que todos estamos tristes"

¿Cómo vive el conflicto entre Catalunya y España? No voy a hablar de eso. He pasado la mitad de mi vida trabajando en Barcelona. Creo que todos estamos tristes. Tengo grandes amigos, familia catalana de varias generaciones y un público fiel aquí. Y esta vez tendré como competencia a Núria Espert, que está el Goya, un teatro que yo reinauguré hace años. Aunque yo nací en noviembre de 1939 en Valladolid, toda mi vida he cumplido y voy a venir a cumplir años a Barcelona, donde debuté en 1958 en el Teatro Calderón. Durante mucho tiempo pasé seis meses en Madrid y seis en Barcelona. ¡Figúrate si alguien me tiene que hablar ahora a mí de Barcelona y de Catalunya! Siento un gran amor por esta tierra y, 'encara que parlo català', no lo hablo perfecto para poder hacer una obra en este idioma. 

Se despedirá de 'Reina Juana'  en Barcelona. ¿Qué vendrá después? Preparo una cosa divertida para el año próximo. Lo necesito tras cuatro dramas seguidos: 'Hécuba', 'La vida por delante','Olivia y Eugenio' y 'Reina Juana'. Por todos ellos me otorgaron mi segundo Premio Nacional de Teatro. Me encantan los reconocimientos pero ahora necesito hacer otro tipo de obras porque anímicamente estos cuatro dramas me han afectado.

Te puede interesar

¿Qué me puede avanzar? Solo diré que será una comedia que haré con Antonio Resines. A ambos nos hace una ilusión enorme este proyecto.

Pues, bienvenida de nuevo a Barcelona. A mí me encantar estar aquí. En Barcelona me siento como en casa. No veas cómo me dolió este verano ver todo lo ocurrido con el terrible atentado en Las Ramblas