Ir a contenido

CRÓNICA DE CONCIERTO

Emoción a raudales con 'E.T.' en el Auditori

La proyección de la película de Spielberg con la banda sonora interpretada en directo por la OBC conquistó a una audiencia familiar

César López Rosell

La directora australiana Jessica Cottis.

La directora australiana Jessica Cottis. / TIMOTHY JEFFES / SSO

El incontestable éxito popular del concierto de la OBC con 'E.T. El extraterrestre' no hace más que confirmar que el ciclo de música para el cine se ha instalado como una tradición en el Auditori y en otros recintos. Ninguna programación puede ya descolgarse de una oferta con muchos seguidores y que propicia tanta emoción. De eso hubo mucho durante la proyección subtitulada de la mítica cinta de Steven Spielberg, 35 años después de su estreno. Y a ello contribuyó tanto el impacto de la conocida trama como la bien sincronizada interpretación de la banda sonora de John Williams a cargo de la orquesta, muy bien dirigida por la australiana Jessica Cottis.

Niños, muchos niños. Familias enteras se han reuneron en la sala de la calle Lepant en estas tres sesiones. Muchos vivieron la primera experiencia de escuchar a una orquesta sinfónica. Y a nadie le dejó indiferente. Cuando las atmosféricas notas de 'Someone in the dark', con el 'tutti' orquestal a fondo, volvieron a sonar al final de la proyección mientras la pantalla proyectaba los rótulos de crédito, los sentimientos y la empatía más profundos por la historia se apoderaron de los espectadores, que aclamaron entusiasmados a los músicos.

Un gran espectáculo

Dicen que Williams, todavía activo a los 85 años, llora cuando escucha tan sensible creación. Seguro que el legendario compositor de la música de más de 100 bandas sonoras (entre ellas la impresionante 'Star Wars') y ganador de cinco Oscar y 23 Grammy hubiera dejado caer también alguna lágrima estos días, tal como le sucediera a Michael Jackson cuando grabó el disco-libro de esta producción. Y es que todo funcionó como la seda para convertir en gran espectáculo estas citas. "Papá, ¿cuándo volveremos?", preguntaba un niño a su progenitor todavía con las imágenes en la retina y la música en su interior.

Unos y otros salieron levitando de la sala. Y no era para menos. Las peripecias del niño Elliott y sus hermanos junto al simpático extraterreste, con los vuelos de sus bicicletas iluminados por una gran luna y las emocionantes secuencias de la supuesta muerte de E.T., encontraron el adecuado respaldo sonoro de la OBC. La formación se mostró equilibrada tanto en los momentos atonales como, sobre todo, en la interpretación de las arrebatadoras melodías y baladas. La exuberancia musical más desbordante de sentimientos y con notables apuntes de humor, suspense y aventura, fluyó en esta recreación con momentos de lucimiento para el arpa, el violín solista o el corno inglés.

Conciertos con la música de Andrew Lloyd Weber, 'West side story' o 'Fantasía' de Disney esperan en las próximas convocatorias de una apuesta siempre apasionante.

0 Comentarios
cargando