Ir a contenido

"Estado de excepción", de David Gallego, diez relatos que cuestionan la moral

EFE

"Estado de excepción", primer libro del escritor y traductor madrileño David Gallego, reúne diez relatos que "cuestionan los códigos morales por los que nos regimos" y buscan que lector se pregunte qué haría si estuviera en las situaciones extremas que enfrentan los personajes.

El autor, lingüista y miembro de la Fundación para el Español Urgente (Fundéu BBVA), explica en una entrevista con Efe que con este libro (Talentura) quiere que el lector "se sienta aludido", que se ponga en los zapatos de los personajes o se pregunte si es tan "descabellado" lo que ellos piensan, a través de situaciones morales o psicológicas extremas, que provocan una "alta tensión narrativa".

Por ejemplo, en uno de los relatos, "Tu muerte ahora", cuatro personas secuestradas deben decidir cuál de ellas muere.

"Es un diálogo entre los cuatro personajes, cada uno representa una idea: el éxito, la maternidad, la experiencia o la sabiduría, y se trata de ver a qué le damos más importancia en la vida", detalla Gallego.

"A mí no me basta con que me cuenten una historia. Yo quiero un estilo, un ritmo, una musicalidad y por eso trabajo mucho en esas cosas", apunta el autor, que escribe "desde niño" aunque se "dedica" a ella desde hace 15 años.

Gañlllego, que empezó escribiendo poemas, asegura que mientras que la novela le permite profundizar en los perfiles psicológicos, en los relatos los protagonistas "se tienen que jugar más" y por eso aparecen "en estas situaciones límite".

Otra de esas encrucijadas es la del relato "A diario sin motivo", en el que un hombre duda si debe entregarse a unos traficantes de órganos a cambio de la vida de su hijastro.

"Ahí se plantea al lector la decisión de por quién es capaz de dar su vida. ¿Hasta dónde llegaría? ¿En qué momento consideras al personaje un egoísta ¿Cuándo lo entiendes o lo condenas?", interroga el autor.

Un joven marcado por un padre violento que no se atreve a dar el paso de convivir con su novia, un hombre que engaña a su esposa con una muñeca de plástico que le recuerda al verdadero amor de su vida o una adolescente se resiste a decirle a su padre moribundo que lo quiere, son otros de los complejos personajes de "Estado de excepción".

El escritor, que también es profesor de relato en la Escuela de Escritores, explica que para construir las historias partió de "dilemas psicológicos" para luego buscar las estrategias narrativas que le permitieran plantearlos.