10 ago 2020

Ir a contenido

CONCIERTOS

Martin Fröst debuta en el Auditori

El aclamado clarinetista sueco ofrece obras de Messiaen y Mozart con el Armida Quartet

Marta Cervera

Martin Fröst.

Martin Fröst.

El versátil y aventurero clarinetista sueco Martin Fröst debuta en el Auditori con tres programas diferentes esta temporada. Esta semana ofrece obras de cámara y en febrero regresará como solista con la OBC con su original visión e interpretación de las danzas klezmer.

Su debut, este miércoles, ha servido par a presentar su último disco 'Quator pour la fin du temps' (Sony Classical), dedicado a Olivier Messiaen (1908-1992),  grabado con destacados artistas como Lucas Debargue, piano; Janine Jansen, violín y Torleif Thedéen, violonchelo. "Siento la obra de Messiaen muy cerca de mí en estos momentos. Es una pieza relevante incluso hoy, con un mensaje de esperanza que nos interpela ahora tanto como cuando se creó".

El compositor francés compuso la obra durante la segunda guerra mundial, mientras estaba reclutado por el ejército francés. Parte de esta enorme pieza inspirada en el libro bíblico del Apocalipsis fue escrita durante su cautiverio en un campo de prisioneros alemán situado a unos 100 kilómetros de Dresde, extraño lugar donde se llevó a cabo también su estreno en 1940. "Para mí es una pieza que habla de esperanza y de eternidad". Casi con los mismos miembros del Armida Quartet con quienes tocará un pieza de esta obra , además de obras de Brahms y Debussy, interpretarán este jueves un programa diferente en la misma sala de cámara.

En esta ocasión Fröst se unirá a ellos para interpretar el 'Quinteto con clarinete en La mayor' de Mozart, en un programa que se completa con otra obra del famoso compositor, el 'Cuarteto núm. 17', y el 'Cuarteto núm. 3' de Widmann. "El quinteto de Mozart es también una pieza llena de esperanza, hecha desde una óptica y una época totalmente diferentes".  Aunque disfruta con Mozart, señala lo difícil de esa visión, tan presente a veces en la clásica, de que cualquier pasado fue mejor. "Aunque es maravilloso escuchar a Mozart, no me gusta esa idea de reflejarnos el pasado. De eso en parte irá mi próximo proyecto, ‘Retroutopia'", avanza. En él incluirá desde obras de Beethoven y Mozart hasta creaciones actuales, "realizadas con nuevas técnicas muy futuristas", algunas de ellas escritas por él junto a su hermano.