Ir a contenido

CÓMIC JAPONÉS

Yoko Kamio: "Los personajes de mi manga me daban fuerzas para seguir dibujando"

La autora de 'No me lo digas con flores', el manga shojo más vendido de la historia en Japón, es la estrella del Salón del Manga de Barcelona

Josep M. Berengueras

La dibujante de manga Yoko Kamio, que no se deja fotografiar, firmando una dedicatoria.

La dibujante de manga Yoko Kamio, que no se deja fotografiar, firmando una dedicatoria. / ELISENDA PONS

Yoko Kamio es una celebridad en Japón. Es la dibujante de ‘No me lo digas con flores’ (Planeta Cómic), el manga shojo (de romances) más vendido de la historia en Japón, con 61 millones de volúmenes comercializados. Es la invitada estrella del Salón del Manga.

Cuando era joven quería ser camarera... Sí, quería ser camarera. Era mi sueño... Con 17 años ‘lo conseguí’... y en un mes lo dejé. Entonces aún no dibujaba.

¿Cuándo decidió que quería dedicarse a dibujar manga? Entré a la universidad, y me di cuenta de que dentro del plan de estudios había muchas cosas que no me gustaban. Me planteé qué quería hacer con mi vida, y pensé que igual podía probar de dibujar manga. Lo probé y me gustó. Debuté con 19 años.

¿Cuáles eran sus referentes? Había leído mucho manga porque me gustaba mucho de pequeña. Uno de mis referentes es Kazuo Umezu (autor de mangas de terror).

Sus cómics son todo lo contrario de lo que dibujaba Umezu... Sí sí... También leía mucho a Osamu Tezuka, pero sobre todo shonen (manga para chicos, de acción). Pero acabé dibujando shojo (manga de romances).

Dedicatoria de la dibujante de manga Yoko Kamio /JUAN MIGUEL MORALESLÓPEZ (ficomic)

En 1992 comenzó a publicar la que sería su gran obra, ‘No me lo digas con flores’. ¿De dónde le vino la idea? Entonces, el shojo estaba plagado de personajes femeninos débiles, que se pasaban el día llorando porque les gustaba un chico que no les hacía caso. Yo también comencé dibujando ese tipo de historias, pero no funcionaban, así que pensé que era el momento de crear un personaje fuerte, con personalidad, todo lo contrario de lo que se publicaba.

‘No me lo digas con flores’ es el manga shojo más vendido de la historia. También es de los 10 mangas que más han influido a los japoneses. ¿Se esperaba ese éxito? No me lo esperaba en absoluto. Los mangas, cuando no funcionan, suelen cortarlos en el capítulo seis, y yo pensaba que quizás lo cortarían. Pero no fue así... Cuando llevaba unos tres volúmenes, más o menos un año después de comenzar a publicarlo, empecé a darme cuenta del éxito que tenía... Por ejemplo, veía que había cola en la estación del tren para comprar mi manga. Para mí fue una motivación extra para crear una historia aún más interesante.

¿Cómo mantiene un autor la motivación para publicar durante 12 años una misma historia? Físicamente estaba muy cansada. Los personajes de mi manga eran muy fuertes, y era como si ellos me diesen fuerza a mí para seguir dibujando. Suena como fantasioso, pero mi experiencia personal es esa, tener la sensación que esos personajes tan fuertes estiraban de mí cuando estaba muy cansada.

"Durante 12 años estuve pensando continuamente en esos personajes"

Hubo adaptación al anime, en serie y película, a imagen real también en serie y película, series en Corea del Sur, China, Taiwán, Turquía, India, Pakistán… Cuando me di cuenta de que mi obra se popularizaba en tantos países, que se escapaba de mis manos, mi reto fue no dejarme influir. Cuando una persona tiene mucho éxito en un aspecto de su vida, el peligro es que después se sienta muy sola. Mi reto fue no dejarme influir y seguir haciendo lo que hacía de la mejor manera que podía.

¿Qué pensó el día siguiente que acabo ese manga? Durante 12 años estuve continuamente pensando en esos personajes. Cuando se acabó no me sentía sola, porque ya formaban parte de mi vida. Pero decidí que tenía ganas de dedicarme a hacer otras cosas, así que rápidamente comencé con nuevos proyectos.

En el 2015 decidió darle una continuación a ‘No me lo digas con flores’, llamada ‘Hana Nochi Hare’, que aún está en publicación. La base es la misma, pero son historias diferentes. Comparten el mismo mundo y la misma época, pero son diferentes el uno del otro. Eso me permite algo fantástico, y es que algunos personajes de ‘No me lo digas con flores’ puedan visitar la nueva serie. Espero que la gente que disfrutó de ‘No me lo digas con flores’ disfrute también de la nueva.

¿Se imagina 12 años más publicando ‘Hana Nochi Hare’? (Risas) Supongo que no serán 12 años... pero hay una historia que quiero explicar y haré todo lo posible para transmitirla a los lectores.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.