Ir a contenido

ESTRENO

El Ballet de Catalunya debuta en el Centre Cultural de Terrassa

La nueva compañía bajo la dirección artística de Elías García y Leo Sorribes se presenta en sociedad con una gala el próximo 19 de noviembre

Marta Cervera

Los directores Leo Sorribes y Elias Garcia con algunas bailarinas del Ballet de Catalunya, en el Centre Cultural de Terrassa, donde la compañía reside.

Los directores Leo Sorribes y Elias Garcia con algunas bailarinas del Ballet de Catalunya, en el Centre Cultural de Terrassa, donde la compañía reside. / RICARD FADRIQUE

Los organizadores del IB Stage levantaron en difíciles circunstancias unos cursos de ballet de verano en Barcelona capitaneados por destacados bailarines y maestros internacionales. Con la misma valentía que plantaron su primera pica en la ciudad Leo Sorribes y Elias Garcia han presentado este lunes el debut del Ballet de Catalunya. Esta nueva compañía se presentará en sociedad con una gala el próximo 19 de noviembre en el Centre Cultural de Terrassa. En ese teatro donde reside la compañía por el momento, los bailarines ensayaban mientras sus directores presentaban a la prensa el proyecto junto a Adrià Fornells, director del Centre Cultural de Terrassa.

La gala inaugural ofrecerá desde piezas más modernas como 'Corpi' y 'Plenitudo', de Raphael Bianco, y 'Ensemble', de Elias Garcia, hasta obras más clásicas como la 'suite' del ballet 'Paquita' y el paso a dos de 'El Corsario'. 

La compañía está compuesta por una veintena de bailarines, muchos de ellos procedentes de otros países. "Algunos de los intérpretes han estudiado en el Ballet Nacional de Portugal y la Ópera Nacional de Lituania. También hay gente procedente de la Scala de Milán y del Royal Ballet", ha indicado Sorribes. "La idea es contar con un ballet de base clásica pero que sea flexible y pueda trabajar con diferentes estilos". Su idea es invitar a coreógrafos a trabajar con la compañía y crear un repertorio propio.

Crowfunding de 200.000 euros

Tras el cierre de compañías de calidad con base clásica como la de David Campos y la de Ángel Corella, sorprende la valentía de levantar un nuevo proyecto que ha lanzado una campaña de crowfounding para salir adelante. Calculan que para el primer año necesitarían un presupuesto de 600.000 euros y pretenden recaudar 200.000 euros con una campaña de crowfunding.

A partir de enero dicen que se van a trasladar a unas naves próximas al Centre Cultural de Terrassa. "La idea es trasladar allí la sede y empezar a dar clases, montar una academia con dos líneas: una para profesionales y otra para bailaries amateurs", ha explicado Sorribes. Cuesta entender la viabilidad de la compañía que mientras busca financiación on line promete pagar 850 euros de sueldo fijo a los bailarines profesionales y 600 a los aprendices, a parte de los pluses que cobrarán por función: 150 euros para el cuerpo de baile; 250, los solistas y 350, las estrellas. 

Si ya era difícil levantar y mantener una compañía con una situación política estable, lanzarse ahora que la administración catalana ha sido intervenida por el gobierno central complica todavía más su proyecto. "La ilusión nos ha llevado a crear esta compañía pero sabemos con solo con ilusión, talento y esfuerzo no habrá bastante", admiten. "Los contactos iniciados con el ICEC y la Conselleria de Cultura iniciados hace un año se han congelado a raíz de los últimos acontecimientos".

De ahí la importancia de sorprender al público, a los programadores y a los representantes de las administraciones que asistan al debut del Ballet de Catalunya el próximo 19 de noviembre.   

Temas: Danza

0 Comentarios
cargando