Ir a contenido

CITA CON LA IMAGEN

El Docfield pone el foco en los éxodos contemporáneos

El festival de fotoperiodismo invita a reflexionar sobre la movilidad humana a través de 25 exposiciones y 100 artistas

Natàlia Farré

Refugiados en la isla de Lesbos, instantánea de Santi Palacios presente en la exposición que documenta en el Museu Marítim el trabajo de la oenegé Proactiva Open Arms. / Santi Palacios

Refugiados en la isla de Lesbos, instantánea de Santi Palacios presente en la exposición que documenta en el Museu Marítim el trabajo de la oenegé Proactiva Open Arms.
En La caída del califato, Lorenzo Meloni muestra en la UB las imágenes tomadas durante las batallas de Kobane, Palmira, Sirte y Mosul. 
Una de las fotografías de la exposición Live, Love, Refugee de omar Imam, en el Pati Llimona. 
Una de las mujres taxistas formadas por la Fundación Azad de Delhi para prevenir las violaciones, la imagen de Serena de Sanctis luce en la exposición By a girl, en Fnac.

/

¿Por qué nos movemos? ¿Cómo transforma el viaje la identidad personal? ¿La movilidad humana es una condición, un privilegio, una necesidad? Tres preguntas que la actual edición del Docfield, el festival de fotoperiodismo fotografía documental que ocupará Barcelona desde este jueves hasta el 30 de noviembre, lanza al público pero que no pretende responder. Pues la cita "debe ser una propuesta para la reflexión, no un festival de verdades absolutas ni de verdades objetivas puesto que toda fotografía es una interpretación de la realidad", afirma su directora, Silvia Omedes.

Así las cosas, la cita propone 25 exposiciones gratuitas con el viaje y la movilidad humana como tema que engloba dos conceptos: el turismo, y la inmigración y los refugiados. Materias escogidas por el público de anteriores ediciones como argumentos de interés. No en vano, el Docfield llega este año, en su quinta celebración, con bastantes novedades bajo el brazo fruto de las propuestas de los visitantes. La primera es esta, la elección del tema argumental de la cita por parte de los usuarios; la segunda, el cambio de fechas, del verano al otoño, "un periodo más introspectivo", a juicio de Omedes, y una época del año con menos festivales de música con los que competir.

En primera persona

Otra novedad es la reducción del festival pese a su consolidación y crecimiento. No es una contradicción sino una intención de facilitar la reflexión del público, uno de los objetivos de la cita junto con el de valorar la fotografía documental. De las 50 muestras del primer encuentro se ha pasado a las 25 del actual: "La gente ve una media de entre 10 y 12 exposiciones durante el festival, así que concentramos nuestra tesis expositiva", justifica la directora. De todas las propuestas, las nueve que forman parte de la sección oficial se agrupan en una ruta que va desde el Palau Robert al monumento de Colón, y que se puede recorrer en un solo día.

Los autores que participan en las 25 exposiciones, algunas colectivas, son más de 100 y basculan entre las miradas más clásicas y las más experimentales, aunque la apuesta es siempre por las miradas más independientes. Y algunas, en primera persona, como las que ofrecen Eyad Abou Kasem y Omar Imam, ambos fotógrafos, ambos sirios, ambos refugiados y ambos con exposición en el Pati Llimona. El primero presenta una especie de diario personal documentando su estancia en el campo de refugiados de Würzburg (Alemania) al que llegó, en el 2015, tras huir de su país natal y cruzar Turquía, Grecia y media Europa. Mientras que Imam ahonda en los anhelos, miedos y esperanzas de los sirios confinados en campos del Líbano y cuestiona la imagen que de ellos ofrecen los medios de comunicación.

Entre la India y Lesbos

De los muros y las fronteras (Corea, Belfast, Ceuta y Melilla...) como ejemplo de decadencia humana y de su incapacidad de abrir vías de diálogo para resolver conflictos, habla Kai Wiendenhöfer en 'Confrontier' (Palau Robert); y la caída del califato en Irak y Siria, a partir de las batallas de Kobane, Palmira, Sirte y Mosul, es la protagonista de las imágenes que Lorenzo Meloni, uno de los reporteros más jóvenes de Magnum, exhibe en la UB. La violencia de género en la India y la iniciativa de la Fundación Azad de formar a mujeres taxistas para ofrecer un transporte seguro a las mujeres que viajan solas, es el trabajo que Serena de Sanctis muestra en 'By a Girl', en el FNAC.

El tema del turismo se toca en el taller del Arts Santa Mònica dedicado a reflexionar sobre los encuentros y desencuentros entre locales y foráneos en Barcelona. Ciudad que también es protagonista de la exposición 'Final de línea' de Alessandro Vincenzi y Marco Ansaloni, en el Espai Mercè Sala. La ruta acaba en el Museu Marítim con imágenes de distintos fotógrafos que documentan los dos años de la oenegé Proactiva Open Arms; y con la exposición de Karlos Zurutuza y Ricard García Vilanova sobre los miles de refugiados que en suelo libio sobreviven esperando su oportunidad de llegar a Europa. Hasta aquí las exposiciones de la sección oficial, pero por el resto de la ciudad hay 16 más tan interesantes como las imágenes que Jacques Léonard realizó en diciembre de 1943 de jóvenes franceses cruzando España para huir del fascismo e incorporarse a filas en el norte de África, en la Galería Marc Domènech. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.