Javier Sierra, Premio Planeta 2017: "Quiero despertar el fuego invisible que está dentro de cada lector"

3
Se lee en minutos

EuropaPress

Trata de provocar "la curiosidad del lector" con un 'thriller' en busca del rastro del Santo Grial

El periodista y escritor Javier Sierra, ganador Premio Planeta 2017, ha desvelado cuál fue su máxima voluntad al escribir la novela proclamada ganadora del premio más destacado de las letras españolas, y que está a caballo entre el 'thriller' y la historia: "Quiero despertar el fuego invisible que está dentro de cada lector".

En rueda de prensa la madrugada de este lunes, ha respondido con este mensaje críptico su máxima aspiración con la novela 'El fuego invisible' que, como en el resto de su literatura, --ha dicho-- trata de "despertar la curiosidad del lector" y llevarles a investigar hechos, localizaciones y espacios.

Ha constatado la "presión tremenda" que ha vivido en los últimos diez años, en los que ha sonado como finalista pese a no presentarse al premio dotado con 601.000 euros para el ganador, y así es como ha decidido presentarse finalmente.

Una cita de Doris Lessing, extraída de su discurso de aceptación del Premio Nobel de Literatura, abre la narración, anclando el origen de toda literatura en los primeros antepasados que se reunían al lado del fuego para contar historias.

El hecho de que la narración configura el espíritu de la civilización ilumina el trayecto del protagonista de esta novela casi policíaca -según el escritor y jurado Juan Eslava Galán--, en que el profesor de Lingüística David Salas persigue el rastro del Santo Grial en la literatura y el arte.

"Casi accidentalmente, Selvas es reclutado por una escuela experimental de literatura, donde ha ocurrido un hecho silenciado, y es la muerte de uno de los integrantes" del grupo, ha descrito el ganador.

La búsqueda de las claves para entender la muerte sustentará parte del 'thriller', que también es una novela de viaje en búsqueda de algo trascendente, ha reseñado el autor, que ha desarrollado la historia durante tres años.

Se trata de una "novela para tener los ojos muy abiertos", y que incitará a los lectores a visitar muchos escenarios, como por ejemplo las pinturas románicas del pirineo catalán y aragonés, en que ya estaban representados el concepto de la dama y el cuenco brillante -Santo Grial--.

La primera vez que sale el Santo Grial en un libro es el 1.189, y no se dice que sea la copa de Jesucristo en la Santa Cena, pero 70 años ya se ve reflejado en las pinturas murales citadas, algo que centrará la investigación del joven profesor protagonista.

Eslava Galán ha considerado 'El fuego invisible' como una "novela sinfónica", y ha parafraseado a José Manuel Lara, cuando decía que el Premio Planeta no está para descubrir autores, sino para conseguir lectores.

"Algunos no habrán leído nada, pero en Navidad compran y leen el Premio Planeta", ha observado el escritor, que ha lamentado que habitualmente la literatura no sea noticia por desgracia, y ha celebrado que en la cena literaria de este domingo se pueda colar en los telediarios.

REHUYE LA ACTUALIDAD POLÍTICA

El ganador ha evitado valorar la actualidad política catalana, cuando, preguntado por esta cuestión, ha declarado: "En el momento en que los creadores de esta tensión hagan crítica literaria yo también criticaré".

Noticias relacionadas

Ha asemejado su respuesta a la que dio la bailarina cubana Alicia Alonso cuando fue requerida por la situación política de su país, y respondió: "En el momento en el que el comandante hable de zapatillas de punta, yo hablaré de política".

Tras recibir el premio, ha explicado que el relato se centra en el "poder de las palabras", y lo dedica a todos los escritores, especialmente a los que se encuentran en la velada literaria del LXVI galardón.