Ir a contenido

EL PREMIO MEJOR DOTADO

Un Planeta para Javier Sierra

El autor de best-sellers gana el premio con 'El fuego invisible', una intriga esotérica sobre el Santo Grial

Cristina López Barrio queda finalista con 'Niebla en Tánger', novela policiaca que mezcla planos de ficción

ERNEST ALÓS / ELENA HEVIA

El escritor Javier Sierra, que este domingo ha ganado el Planeta.  / RICARD CUGAT

El escritor Javier Sierra, que este domingo ha ganado el Planeta. 
El ganador del Premio Planeta, Javier Sierra. 

/

El nombre del superventas Javier Sierra ha sido un runrún constante en las quinielas de los últimos años al Premio Planeta. Se podría decir que el Dan Brown español, experto en novelas históricas enigmáticas, no necesitaba el galardón mejor dotado de la edición español -601.000 euros- para consolidarse como uno de los grandes plusmarquistas del best-seller esotérico. Pero lo que sí es seguro es que Planeta, el sello en el habitualmente publica, sí lo necesita a él. Así que solo era cuestión de esperar.  Lo ha logrado en la 66ª edición del premio con la novela de misterio y aventuras 'El fuego invisible'. 
Quizá en un momento de incertidumbre política como este, con el inminente traslado de su sede social a Madrid, el gigante español no ha querido arriesgarse con un producto más literario y sí ir a lo comercialmente seguro. Por eso ha dado el espaldarazo a un autor que como Sierra suele aparecer en la lista de los diez más vendidos en Estados Unidos de 'The New York Times'. 
Junto a un satisfecho y muy profesional Javier Sierra -es un hombre con muchas horas de vuelo televisivas- en la gala del domingo se situó también la finalista Cristina López Barrio, que hasta el momento publicaba su novelas en el sello Plaza & Janés, en el ámbito del grupo competidor Penguim Random House. Su novela, que recogerá 150.250 euros, se titula 'Niebla en Tánger'.

Una gala poco política 

 En esta ocasión los reyes de España, Felipe y  Letizia, no acudieron a la cena en el Palau de Congressos de Catalunya, aunque tradicionalmente no lo hagan cada año,pero sí el pasado cuando la pareja real compartió una tensa velada con el president Carles Puigdemont. Significamente, la única representación del Govern ha sido la de su miembro más abierto al diálogo, el conseller de Empresa Santi Vila, mientras que en cambio el de Cultura, Lluís Puig, no ha comparecido. El resto de representantes institucionales en la mesa presidencial han sido el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, a quien le une una buena relación con Vila, y el delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo y el teniente de alcalde de Cultura, Jaume Collboni.  Presumiblemente, con su ausencia, Puigdemont ha querido manifestar su malestar después del anuncio del cambio de sede del grupo editor. 

Aventuras con asesinato 

 'El fuego invisible', la novela ganadora con la que Sierra se presentó a concurso bajo el seudónimo de Victoria Goodman, es una intriga de aventuras. Está protagonizada por un experto de la universidad de Dublín, de origen español, que de visita en Madrid se ve involucrado en la conspiración de un grupo de estudiosos del Santo Grial que investigan el mítico objeto sagrado desde las perspectivas literaria y artística, pero en definitiva mucho más próximas a las elucubraciones lúdico-misteriosas de un Indiana Jones.  Naturalmente, no faltará un asesinato para aliñar el misterio.  El autor convirtió su  comparecencia ante  la prensa en un elogio de la palabra porque es "en la palabra donde reside la fuerza creativa de nuestra civilización". 

 Sierra (Teruel, 1971) que además de escribir ficciones también ha presentado programas televisivos al estilo del 'Cuarto Milenio' de su amigo Iker Jiménez (fue colaborador en ese programa) suele documentarse profusante para sus novelas, como su homólogo Ken Follet, pero también realiza mucho trabajo de campo. Previamente a escribir 'El ángel perdido' escaló el Monte Ararat, en Turquía, donde la leyenda recoge que el Arca de Noé tocó finalmente tierra. También se pasó una noche completa en solitario en el interior de la pirámide de Keops queriendo emular la noche que Napoleón pasó allí y que sirvió de base a su última novela, 'La pirámide inmortal'. 

Seguidora de Isabel Allende

 Respecto a la finalista, la novela de López Barrio (Madrid, 1970), 'Niebla en Tánger', también está marcada por el misterio. Un ama de casa tiene una aventura de una noche con un hombre del que lo desconoce todo. La única pista con la que cuenta la mujer para volver a encontrarle es el libro que él estaba leyendo, un indicio que acabará conduciéndole a la ciudad de Tánger. La obra ha sido definida por su autora como "una novela alimaña que no te deja descansar"  así como "un viaje emocional de una mujer que se busca a sí misma»
 La autora, una abogada reconvertida en escritora tras pasar por el taller de escritura de Clara Obligado, ha publicado novelas como 'La casa de los amores imposibles' y 'Tiempo de brumas', con las que ha querido emular a la Isabel Allende más volcada en el realismo mágico, así como a los clásicos escritores románticos británicos y alemanes.