Ir a contenido

CAPITALIDAD EDITORIAL EN PELIGRO

Penguin Random House, con sede en Barcelona, "evaluará la situación"

El segundo grupo editorial en lengua española se reserva su respuesta hasta que "haya cambios" en el marco legal

Markus Dohle, consejero delegado de Penguin Random House, hoy en la feria del libro de Fráncfort.

Markus Dohle, consejero delegado de Penguin Random House, hoy en la feria del libro de Fráncfort. / RONALD WITTEK

Penguin Random House Grupo Editorial, el segundo grupo editorial en lengua castellana en España y en el mundo, y con sede en Barcelona, ha comunicado hoy que la posibilidad de trasladar su sede social solo se planteará si hay "cambios" en el estatus legal de Catalunya. Ayer, el Grupo Planeta hizo público que trasladaría su sede social a Madrid, aunque sin movimiento de empleados, si se producía una declaración unilateral de independencia.

La empresa es propiedad del grupo editorial con base en Nueva York Penguin Random House (participado a su vez en un 75% por la alemana Bertelsmann y en un 25% por la británica Pearson). "Tanto en Penguin Random House como en Penguin Random House Grupo Editorial seguimos de cerca la situación. Penguin Random House opera en muchas jurisdicciones y países diferentes al servicio de sus autores, lectores y empleados, y siempre trabaja conforme a las leyes y regulaciones locales. En caso de que haya cambios, evaluaremos la situación en consecuencia y tomaremos entonces todas las medidas necesarias para defender los intereses de autores, lectores y empleados", han manifestado fuentes del grupo.

A diferencia de otros sectores económicos, los dos gigantes del mundo editorial en lengua castellana, que con su presencia en Barcelona la convierten en una capital editorial internacional, no han ejecutado ya su traslado sino que lo han hecho depender de la evolución de los hechos; aun así, la pérdida de esta capitalidad editorial es ya una amenaza inmediata.

0 Comentarios
cargando