Ir a contenido

NOBEL 2017

Las siete novelas de Kazuo Ishiguro

Elena Hevia / Barcelona

Imagen de la peícula Nunca me abandones, basada en la novela de Ishiguro.

Imagen de la peícula Nunca me abandones, basada en la novela de Ishiguro.

Pálida luz de las colinas 

1982

 Ishiguro empezó haciendo gala de una rica ambigüedad con esta delicada obra en la que una japonesa radicada en Inglaterra rememora su vida en el Nagasaki de los años 50 tras el suicidio de su hija.

Un artista del mundo flotante

1986

 El mundo flotante, o Ukiyo, grabados japoneses de escenas cotidianas en los barrios bajos, sirve de telón de fondo a este retrato evocador de un pintor en el Japón de posguerra.

Los restos del día 

1989

La novela que dio a conocer al autor internacionalmente es este melodrama sobre un mayordomo con una inquebrantable fidelidad a su amo, que no duda en traicionarse a sí mismo. Ganó el Booker. 

Los inconsolables

 1995

 La novela más vanguardista y la más compleja del autor se centra en un pianista amnésico, lo que le permite jugar con los tiempos y sus confusiones. Todo ello con un aire a lo Robert Musil.

Cuando fuimos huérfanos 

2000

 Un homenaje a las lecturas policiacas de Ishiguro en su infancia, desde Agatha Christie a Conan Doyle, sostenido por un puente argumental entre Londres y Shanghai.

Nunca me abandones 

2005

Una distopía terrible y melancólica, con ecos de ‘Blade Runner’, que evoca a los muchachos de un internado a punto de descubrir un gran secreto del pasado que desvelará su  identidad.

El gigante enterrado 

2015

En una Inglaterra imaginaria dos ancianos deciden ir a buscar a su hijo, del que casi lo han olvidado todo. Por el camino se encuentran con un avejentado sir Gawain.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.