Ir a contenido

DECLARACIÓN MUSICAL

Ono se enfrenta al 1-O con 'Egmont'

El titular de la OBC abrirá la temporada con "un canto a la dignidad", un cambio de programa motivado por la escalada de tensión política

Marta Cervera

Kazusho Ono, durante un ensayo con la OBC.

Kazusho Ono, durante un ensayo con la OBC. / MAY ZIRCUS

El titular de la OBC, Kazushi Ono, hablará a través de la música en la apertura de la temporada de la orquesta en el AuditoriTras percibir los ánimos de una sociedad dividida, el maestro japonés ha decidido abrir una tercera vía entre el 'Mediterráneo', de Serrat, y 'L'Estaca', de Llach, y ha elegido la obertura de 'Egmont', de Beethoven, por ser, asegura, "un canto a la dignidad del ser humano". El programa se completa con el 'Concierto para violín' de Chaicovski, con Julian Rachlin como solista, y otra obra de Beethoven, la 'Sinfonía número 3', también conocida como 'Heroica'. 

'Egmont' se basa en una obra de Goethe inspirada en la figura de un noble de los Países Bajos del siglo XVI condenado a muerte por el rey español Felipe II, durante la Contrarreforma que enfrentó a católicos y protestantes. 'Egmont' se ha convertido en un símbolo de la lucha contra la opresión

"La música es un refugio cuando la gente siente amenazada su dignidad"

Kazushi Ono

Director de la OBC

"No se trata de decir sí o no a la independencia, sino de dignidad", ha asegurado con diplomacia Ono. "A través de la música ofrecemos algo que el ser humano necesita: espacio para sentir y poder darse cuenta de que son personas". Ono, que ya tiene piso en Barcelona, lamenta la actual situación. "Son cosas que no deberían pasar". Y ha recordado que vivió "otro momento triste similar" al inicio de su carrera. "A los 28 años estuve en Zagreb, donde viví la guerra civil entre Croacia y Serbia. Durante ese periodo, los conciertos no se cancelaron. De hecho, la gente iba más a la ópera que nunca. La música es un refugio cuando la gente siente amenazada su dignidad". 

El director espera tener la sala Pau Casals del Auditori llena tanto este viernes como el sábado y el domingo, a pesar de coincidir este último con el 1-O.

Bálsamo para el alma

El violinista Julian Rachlin, que trabajó con Ono en la Sinfónica de Gotemburgo (Suecia), también se ha expresado en una línea similar. En su opinión, "la música es un bálsamo para el alma que permite alejar a la gente de la tragedia y el sufrimiento durante unas horas". En sus 30 años de carrera, el músico se ha enfrentado a "bastantes situaciones difíciles". Tocó en Serbia y Kosovo en plena guerra y suele acudir con frecuencia a Israel, "un lugar en constante conflicto" para colaborar con la Sinfónica de Israel.

Los primeros conciertos de la temporada también servirán para dar a conocer el primer grupo de fans de la orquesta, Amics de la OBC. Liderado por Sígfrid Quer, esta iniciativa surgida de la sociedad civil pretende dar a conocer más de cerca la vida de la orquesta a través de diversas iniciativas. 

0 Comentarios
cargando