Ir a contenido

Nace Arzalia, una editorial con "identidad histórica" que renueva el género

EFE

Con el objetivo de posicionarse como una editorial con "identidad histórica" que no solo llegue al lector habitual de ese género nace Arzalia Ediciones, un sello impulsado por Ricardo Artola, que inicia su actividad el próximo lunes con el lanzamiento de sus dos primeros títulos.

"No me gustaría que mis lectores fueran solo los de Historia. Quiero huir de una imagen convencional porque, aunque a mí me encantan, soy consciente de que hay un público al que se le atraganta la Historia", ha explicado en un encuentro con la prensa Artola, anteriormente en editoriales como Alianza o Planeta.

Por eso, señala, su editorial busca mantener la "identidad histórica", pero apostando por una estética renovada, por unos acabados "muy cuidados" y por cubiertas que no transmitan la imagen de los libros de historia tradicionales, de forma que puedan resultar atractivos también para el "lector ocasional".

Con un logotipo que representa la figura de "una sirena peculiar" y un nombre "totalmente inventado", el fundador de Arzalia revela que el proyecto llevaba en su mente bastante tiempo, pero que tuvo que reunir tres ingredientes fundamentales para llevarlo a cabo: financiación, autores y distribución.

Una vez logrado Arzalia arranca con cinco primeros títulos, pero dos de ellos verán la luz el lunes: "Sáhara español", de Xavier Gasso, y "La monja bastarda", de Marta Banús.

El primero de ellos, apunta Artola, es "un libro excepcional" ilustrado que el sello ha querido destacar por contener más de mil fotografías, en su mayoría realizadas por el autor, que ayudan a recrear cómo fue el último reemplazo del Sáhara español.

Entre las expectativas que desvelan está la de lanzar cada año en torno a 15 novedades, potenciar el género de la novela y ofrecer un catálogo que incluirá, a partir del próximo año, "bastantes autores y más conocidos que los que hay inicialmente este año".

"En un primer momento habrá pocas traducciones porque es exponencialmente más caro y porque prefiero arriesgarme con autores españoles", añade el fundador de la editorial, quien, dice, quiere creer que puede "inventarse libros que no se le han ocurrido a otros", debido a una experiencia de treinta años en el sector y a su "buen criterio en historia".