Ir a contenido

ENTREVISTA

Àngels Margarit: "Necesito un 30% más de presupuesto en el Mercat"

La directora del centro coreográfico desgrana las claves de su primera temporada y sus propósitos de futuro

Marta Cervera

Àngels Margarit, directora artística del Mercat de les Flors, en las butacas de la sala con mayor capacidad del espacio, la Maria Aurèlia Capmany.

Àngels Margarit, directora artística del Mercat de les Flors, en las butacas de la sala con mayor capacidad del espacio, la Maria Aurèlia Capmany. / RAFAEL VARGAS

Desde que asumió el cargo de directora artística del Mercat de les Flors, Àngels Margarit no para. Capitanear el mayor espacio dedicado a producir, promover y exhibir espectáculos de danza y otras artes del movimiento es un reto al que se enfrenta llena de ilusión pero con los pies en el suelo. Entre sus objetivos figura conseguir un mayor compromiso de las instituciones en el nuevo contrato-programa para disponer de un presupuesto igual o superior al de antes de la crisis.

¿Satisfecha con su debut al frente del Mercat? La temporada, que Cesc Casadesús tenía muy avanzada cuando asumí el cargo, ha quedado muy chula. Mi aportación ha sido del 30% y ha seguido las líneas maestras ya trazadas. La idea de revisar el pasado y traer una pieza contemporánea de referencia como 'Rosas danst Rosas', un clásico de la danza posmoderna, me ha servido para presentar una serie de artistas que tenían continuidad con esa obra y revisar la herencia de los años 80.

El público de danza es muy diverso. ¿El Mercat debe contentar a todos? El Mercat se ha centrado en la creación contemporánea con formatos y artistas muy diferentes. Y seguirá por esta línea. El flamenco o el circo que acoge también tiene esta óptica contemporánea. Hay que abarcar un abanico amplio pero siempre alrededor de la creación contemporánea de autor. Hay mucha diversidad y por eso es importante contextualizar, para situar al espectador y que haga su propio recorrido. 

Por primera vez pilota el Mercat una coreógrafa con compañía propia ¿Hay conflictos de interés? No. Ya he dejado Mudances, compañía que cerraré cuando acaben las funciones pendientes. 'Bach Àbac’', un espectáculo familiar que estrené la temporada pasada, ya estaba previsto en la programación antes de mi llegada al cargo. No obstante, me parecería muy bien que, como ocurre en el teatro, un director pudiera encargarse de la programación y, a la vez, dirigir algún montaje. Pero no es la opción que he elegido. Aunque no es fácil para mí dejar de lado mi trabajo más creativo y artístico, tal y como está estructurado el Mercat, es incompatible dedicarme a ambos. 

¿Qué rol tendrá la danza hecha en Catalunya en su proyecto? Apoyarla es una de mis prioridades. De momento el presupuesto del Mercat es inferior al que había cuando llegó la crisis. No nos hemos recuperado aún. Para los artistas trabajar es muy difícil hoy en día. Las estructuras como la nuestra deben intentar hallar fórmulas para incluirles y acompañarles. Pero más que presentar o comprar un proyecto de un artista habría que trabajar con él de otra manera. También es importante hacer obras de gran formato, un tipo de creación casi inabarcable. La gente joven y rompedora debe poder hacer algo más que solos, dúos y tríos. 

Pero es más fácil ir de gira con un espectáculo reducido. Y menos costoso, claro. Vamos a probar distintas fórmulas. Necesitaré un 30% más de presupuesto para aplicar mi proyecto. Espero que el ayuntamiento y la Generalitat permitan al Mercat contar con el presupuesto que tenía antes de la crisis con el nuevo contrato-programa.

El espectáculo inaugural estrenará piezas de creadores locales, Thomas Noone y Roser López, con ocho bailarines de aquí. ¿Es una declaración de intenciones? El Mercat acoge una importante iniciativa surgida gracias al Pla d'Impuls a la Dansa en el territorio. Lo bueno es que este espectáculo girará por 18 ciudades catalanas. Mi proyecto en el Mercat contempla hacer producciones propias ayudando a los coreógrafos. La mayoría carece de compañía y trabaja por proyectos. La idea es darles apoyo para dar producciones complejas sin necesidad de asumir una gran estructura.

¿Se ha estancado el público de danza? Hay mucho público. Pero el público de danza no es uno, hay muchos. El público puede crecer pero no debemos buscar la masificación en todo. Hay proyectos para mucho público y otros, tan válidos e interesantes, tienen un público más reducido. Y también deben existir. Como en todo en la vida, la diversidad y la diferencia aportan riqueza. Son muchas las cosas que deben convivir en el Mercat. 

Recomiende algo de la temporada a alguien que no haya ido nunca al Mercat. Si hablamos de danza, 'Rosas', porque verán una pieza fundacional de una época. Una obra que impacta. Hay muchas cosas: Sol Picó y ese programa doble de artistas de aquí, Thomas Noone y Roser López, por ejemplo. Si alguien quiere ver algo con un movimiento muy especial, que no se pierda a Thomas Hauert con 'Inaudible'. Y para disfrutar de bailarines fantásticos en grandes grupos, el espectáculo del Cullberg Ballet, 'Protagonist', y el de Olivier du Bois con 22 bailarines en escena en 'Auguri'.   

También hay circo ¡y hasta fútbol! El Baró d'Evel, artistas de circo contemporáneo, vuelven con 'Bèsties', y también tendremos 'La partida', de Vero Cendoya, que por primera vez se jugará dentro de una sala. Si alguien no ha venido nunca al Mercat y le gusta el fútbol, que no se lo pierda.