Ir a contenido

COMUNICADO

El PEN Internacional denuncia un "deterioro democrático" en España

La asamblea de delegados de la asociación protesta por la 'ley mordaza' y las actuaciones contra el referéndum del 1-O

El Periódico / Barcelona

Manifestación en contra de la ’ley mordaza’ en Valencia.

Manifestación en contra de la ’ley mordaza’ en Valencia. / MIGUEL LORENZO

La asamblea de delegados del PEN Internacional reunida estos días en Lviv (Ucrania),  ha expresado en un comunicado de su "preocupación por el deterioro democrático y los ataques a la libertad de expresión en el Estado Español". La casi centenaria asociación de escritores en defensa de la libertad de expresión plantea que desde la promulgación de la llamada 'ley mordaza' "se ha constatado en todo el Estado Español un grave y alarmante deterioro de los derechos de los ciudadanos" y añade que tras la convocatoria del referéndum del 1-O se ha vivido un nuevo "asedio a la libertad de expresión".

El PEN critica que, según la ley que entró en vigor en el 2015, acciones que antes eran consideradas faltas pasen a ser delitos graves, y recuerda que "en estos escasos dos años se han registrado multitud de denuncias y detenciones a artistas, escritores, periodistas, twiteros, bloggers, etc.", lo que significa "criminalizar la protesta, la crítica y la disidencia", aunque únicamente las "criticas de signo ideológico contrario al gobierno de derechas del Partido Popular".

El Gobierno español y el 1-O

El comunicado del PEN pide al Gobiernoespañol que "ponga fin a la represión de la libertad de expresión" y añade que sus delegados están "profundamente preocupados por la vulneración de los derechos democráticos más elementales, que se traduce en la amenaza y denuncia constantes a periodistas, editores, medios de comunicación, impresores, y, ultimamente la denuncia de politicos autonómicos y locales, con acciones como la requisa de material, inspecciones indiscriminadas a empresas, identificaciones aleatorias en la calle, cierre de páginas web, supresión del derecho de expresión con la prohibición de actos públicos en Madrid, Gijón, Vitoria Gasteiz y toda Catalunya".